Domingo, 18 de agosto de 2019

Ambientazo, polémica y... más emoción para la recta final de la temporada

Con la opinión de César García completamos la crónica del Salamanca UDS 1 – Unionistas 1, que acerca más a los puestos de descenso a los de Calderón

Jugadores del Salamanca UDS aplaudiendo a los aficionados locales del Fondo Sur. Foto de Víctor Sánchez

A mí no me decepcionó el duelo charro. Tuvimos emoción, goles, jugadas polémicas, una gran entrada en el Helmántico y, lo más importante, deportividad generalizada, si dejamos al margen algunos cánticos de unos y otros que, como comentaré más adelante, me parecieron de mal gusto, así como la detención de un aficionado del Salamanca UDS que agredió a uno de Unionistas al término del partido en la zona de Fondo Norte. Un caso afortunadamente aislado y, por supuesto, que hay que condenar.

Así que nos quedamos con una fiesta del fútbol que ha merecido la pena pero que deja al Salamanca UDS en una situación delicada en la tabla, más cerca de los puestos de descenso.

El partido

El emplazamiento clasificatorio del Salamanca y de Unionistas obligaba más a los locales, que estaban más necesitados de puntos para huir de la quema del descenso. Y así fue, desde el primer momento, los charros llevaron la iniciativa, aunque sin inquietar a Molina. El equipo de Aguirre, como se esperaba, se mostró como un bloque sólido, aguerrido y dispuesto a aprovechar sus llegadas. Así, llegamos al minuto 32, cuando Armando (el más veterano) se comporta como un principiante, al arrollar a Carlos de la Nava dentro del área, cuando no era necesario. El resultado un penalti en contra que transformaba Portilla (0-1).

El conjunto de Calderón quedó descolocado por el golpe y la primera parte no dio para más. En la segunda, el técnico gaditano movió el banquillo y la presencia de Chatón y de Luque fueron claves para ver una mejoría que se concretaba con el 1-1, logrado por Amaro de un buen disparo a los 11 minutos, tras la reanudación.

Los blanquinegros estaban lanzados en busca del segundo pero el marcador ya no se movió. Entre otras cosas porque el andaluz José Antonio Sánchez Villalobos anulaba un gol de Asdrúbal por un fuera de juego que no existió, como se puede comprobar en nuestro vídeo.

Los locales se quedaron con ganas de más pero hay que reconocer que Unionistas tuvo algunas ocasiones para anotar el segundo.

Los jugadores

Sotres. Bien en el juego aéreo y nada que reprocharle en el gol de Unionistas, que fue de penalti.

Calero no pudo lucirse como en otras ocasiones. Jugó más adelantado y es más peligroso cuando llega con espacios.

Carpio garantiza solvencia atrás, basada en su entrega y su veteranía. Lo que es de agradecer con la temporada que lleva el equipo.

Armando una vez más fue el flanco débil de la zaga, aunque la culpa no es suya, sino de Calderón por mantener de titular a un futbolista a los que los rivales desbordan con facilidad partido tras partido. Afortunadamente, el técnico lo sustituía en el minuto 56.

Jehu pasó algunos apuros con resbalones inoportunos y le tocó defender al ‘coloso’ Admonio en las jugadas a balón parado. A pesar de todo, pudo aprobar el examen.

Víctor Mena sólo pudo jugar el primer tiempo, en el que no fue uno de los destacados. Debido a una lesión, Chatón ocupaba su lugar tras el descanso.

Sergio Molina, como es habitual, estuvo muy atento para barrer los balones que quedan sueltos en el centro del campo. Acabó el partido de central, junto a Chiapas, y lo hizo bien.

Indiano ayudó a Amaro en la distribución del juego local, pero sigue sin marcar las diferencias. De hecho, fue reemplazado en el minuto 56 por Santi Luque.

Amaro es todo corazón (nadie duda de su implicación con el proyecto del club) pero también tiene calidad y fue el líder en el centro del campo. Además, por fin llegó su primer gol de la temporada, que supone un punto importante para la permanencia.

Asdrúbal, como en cada encuentro, lo deja todo y para una vez que consigue marcar, va el árbitro y lo anula. Una pena. El chaval se merecía el premio.

David Torres, el deseado. Por fin el Salamanca pudo jugar con un delantero. Debut del veterano ariete que disputó el partido completo y aportó mucho al equipo que, sin duda, mejora notablemente con esta referencia ofensiva. Fue un incordio para los centrales, además de generar ocasiones propias y para los compañeros. Su llegada ha sido un acierto.

Chatón fue el otro debutante en el derbi. Disputó el segundo tiempo. Primero como central y después como medio centro. En ambos casos su aportación fue notable: poderío físico, contundencia y criterio con el balón. Sin duda, Lovato ha dado en el blanco. A ver si remata la jugada convenciendo a su paisano para que se una al proyecto 2019-20.

Luque entraba en el minuto 56 por Indiano y poco después de sus botas nacía la jugada del gol de Amaro. Su capacidad para desbordar en el uno contra uno va a ser mucho más aprovechable ahora que hay delantero. Lástima que sólo queden cinco partidos.

Alomerovic también saltaba al césped en el minuto 56 y a mí sigue sin convencerme.

El entrenador

Cara y cruz de Antonio Calderón en este encuentro. Lo peor del gaditano fue seguir alineando a Armando, cuando no te garantiza seguridad atrás. Lo mejor, rectificar y arriesgar con un doble cambio para ir a por el partido.

Además, un buen resumen del derbi es la sensación final de los técnicos. A Calderón el punto le sabe a poco y para Aguirre, “salir del Helmántico sin perder es un buen resultado”. Sobran los comentarios.

Las aficiones

Sin duda, lo mejor del derbi fue el gran ambiente vivido en el Helmántico, especialmente por el magnífico aspecto de Tribuna y del Fondo Sur. En esta última zona, por cierto, se instaló una pancarta gigante que cubría toda la grada con el lema “Muchos nos vieron nacer… nadie nos verá morir”, junto a los escudos del Salamanca y de la UD Española, que fue su primera denominación en 1923.

El duelo de cánticos tuvo su lado divertido pues los de casa decían “la Unión somos nosotros” y los visitantes, que formaban un grupo mucho más reducido en el Fondo Norte, contestaban “Unión sólo hay una”. Lo más gracioso fue como ambos bandos cantaban al unísono el himno de la UDS en el minuto 23.

Menos agradable, desde mi punto de vista, fueron los pitos y abucheos a los fubolistas de Unionistas y a sus directivos. Y más grave aún las ofensas rastreras contra un exjugador del Salamanca, como Piojo. Ningún rival se merece eso y éste, que es de casa, mucho menos. Todo eso sobra en el deporte. No es necesario, ni aporta nada.

Además, sigo rechazando lo de “Unionista el que no bote”, del mismo modo que me parece una falta de respeto que los seguidores de Unionistas del Fondo Norte coreasen cánticos deseando el descenso a Tercera del Salamanca.

A mí, esta parte del fútbol que se apoya en el insulto como único argumento me parece lamentable y se deberían tomar medidas para evitarlo. Y, para empezar, ambos clubes deberían dar ejemplo de deportividad con una medida tan necesaria como coherente: retirar los vetos a medios de comunicación, ya que a una emisora de la ciudad el Salamanca UDS no le permite retransmitir los partidos del Helmántico y a otra Unionistas no le deja realizar entrevistas a sus jugadores. Así no podemos avanzar hacia la normalidad y cordialdad que debe imperar en el deporte.  Otra cosa es la rivalidad llevada con humor, las bromas entre salmantinos de uno y otro equipo que, seguramente, se han multiplicado en un buen número de grupos de whatsapp.

El peligro está ahí

Y dicho todo esto, toca centrarse en la clasificación, ya que el Rápido de Bouzas, que marca el descenso, sigue remontando, ha ganado al Adarve y sólo está a 4 puntos del Salamanca. Además, este domingo, Burgos y Celta B podrían adelantar al conjunto charro, mientras que el filial de Las Palmas se podría poner a un punto.

La situación es delicada aunque la buena impresión causada por los dos refuerzos (Torres y Chatón), así como la mejoría del equipo blanquinegro en las dos últimas jornadas, me hacen ser optimista para la recta final.

El domingo (18.00 horas) el Salamanca visita el estadio Reino de León para enfrentarse a la Cultural. Después quedarán dos partidos en casa (Navalcarnero e Internacional) y dos fuera, ante los filiales del Valladolid y del Celta. Entre medias, con la presencia de Manuel Lovato en Salamanca, confiamos en que se haya tomado nota de todos los errores de gestión de este año, para corregirlos y que el proyecto siga creciendo. Hay afición para asaltar grandes retos.

César García Hernández / Fotos de Víctor Sánchez