Miércoles, 3 de junio de 2020

Devoción y respeto al Cristo de la Agonía y la Virgen de los Dolores

Fue la primera Semana Santa para la recién renovada junta directiva, manteniéndose el recorrido para la procesión que recorre el casco antiguo escoltando cuatro imponentes pasos
La imponente imagen de la Virgen de los Dolores. Fotos: Alejandro López

Debido al estado de alarma por el coronavirus, que ha obligado a la suspensión de la Semana Santa, recordamos la crónica, vídeo y galería fotográfica de la procesión del Cristo de la Agonía, que tenía lugar el Jueves Santo de 2019.

Los pasos que escolta la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Agonía, en un desfile procesional que representa la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo y recorre la tarde del Jueves Santo el casco antiguo de la ciudad, es una de las mejores constataciones del valioso legado escultórico que custodia la Semana Santa de Salamanca, enriquecido y potenciado a lo largo de los años.

Las puertas del Convento de las Úrsulas se abrirán para dar paso al Santísimo Cristo de la Agonía (Damián Villar, 1959), a Nuestro Padre Jesús del Prendimiento (Damián Villar, 1948), formado por cinco figuras con Jesús y Judas besándole en el centro de la composición (portado a hombros por 40 hermanos sobre carroza tallada en madera de nogal); al grupo escultórico Nuestro Padre Jesús ante Pilatos (Francisco González Macías, 1947); y a la imagen de la Virgen de los Dolores (Inocencia Soriano Montagut, 1939), una Dolorosa de magnífica factura, considerada una de las mejores aportaciones escultóricas a la Semana Santa en el siglo XX, y que es portada sobre una carroza de madera de nogal por 40 hermanos.

Procesión en la que no faltará el mejor acompañamiento musical, como el de la Agrupación Musical María Santísima de la Estrella, encargada de poner los sones al caminar del Prendimiento la tarde del Jueves Santo.

La Semana Santa “es el culmen”, pero lo más importante es el “día a día de la hermandad”, tal y como señala el Eufemio Dosuna, Hermano Mayor desde el pasado mes de diciembre tras la elección de la nueva junta directiva de la Hermandad. Una Semana Santa que vivirá, sin duda, “con más responsabilidad”. Respecto al recorrido, se mantiene para la procesión de este año, ya que aunque se había planteado debatir alguna modificación finalmente se ha aplazado al coincidir en fechas con la renovación de la junta directiva.

Historia

Unos 400 cofrades forman parte de la veterana cofradía de los comerciantes, fundada por la Patronal de Comerciantes en el año 1926. El mismo año de fundación de la cofradía tiene lugar el primer desfile con las imágenes del Cristo de la Agonía, de Bernardo Pérez de Robles, la Dolorosa de las Agustinas, atribuida a Luis Salvador Carmona, y el grupo del Prendimiento, de Ángel Cantos. Imágenes que no desfilan actualmente. Una Hermandad que llegó a tener gran prestigio en la ciudad, y sus recursos económicos eran elevados, por lo que se permitía incluso asegurar a los hermanos de carga el pago del ataud, en el momento de su muerte, y se dejaba una pensión a la viuda.

A finales de los años treinta se encargó una nueva imagen de la Dolorosa al imaginero catalán, afincado en Salamanca, Soriano Montagut, que desfila por primera vez en 1940. En el año 1947 se encargan dos nuevos grupos escultóricos: El Prendimiento, de Damián Villar, y Jesús ante Pilatos, de González Macías, desfilando por primera vez en 1948. Durante estos años la Cofradía alcanza su máximo explendor, y en 1944, se decide fundar, una Cofradía filial, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón, cuyo motivo era organizar otro desfile procesional a semejanza de la malagueña Cofradía de Jesús el Rico. Para este desfile se elige el Cristo existente en el Monasterio de la Encarnación de las Madres Bernardas, cercano a la Prisión Provincial.