Lunes, 22 de julio de 2019

“Si dejamos perder ciertos encastes se consolida lo monótono, se pierde la esencia”

Asegura que “salvo excepciones, las figuras de los últimos años se han acomodado matando solo un tipo de toro y casi siempre con los mismos compañeros, y eso es perjudicial para la Fiesta" 
Una mañana de campo en "Las Tiesas de Santa María | FOTOS: Pablo Angular

Leyenda como composición poética extensa que narra hechos legendarios. Leyenda como un legado vivo. Leyenda es Victorino Martín. Un hierro, una realidad, una historia. El futuro se consolida, el presente es real. Solo un año y pocos meses después del fallecimiento del que fue, en sí mismo, la leyenda, Victorino Martín García, el hijo, nos abre las puertas de ‘Las Tiesas’.

Ilusión íntegra, como íntegros son sus toros. Tan característicos, tan perfilados, tan definidos. Cada rincón en este lugar de Extremadura respira bravura, respira vida, respira tauromaquia, valores, franqueza. Victorino el hombre, el ganadero. El lujo de conversar con él con la primavera ahí al fondo, de testigo. “Mi padre, se puede decir porque los datos están ahí, que fue una persona que marcó un antes y un después en la cría del toro bravo. Nuestro toro es muy peculiar, los aficionados nos exigen mucho porque esperan también mucho de nosotros, y en eso ponemos todo el empeño en el día a día. Es un esfuerzo diario siempre buscando el toro encastado, apostando siempre por la seriedad y la integridad”, explica.

El futuro, a su juicio, pasa por el compromiso. De los aficionados, de los profesionales, pero sobre todo, de las figuras del toreo. “Salvo excepciones, las figuras de los últimos años se han acomodado matando solo un típico tipo de toro y casi siempre con los mismos compañeros, y eso es perjudicial para la Fiesta. Eso les permite crecer menos a ellos, y a la Fiesta en general. Siempre se ha dicho que el torero más importante es al que más encastes le caben en la cabeza. Si dejamos que se pierdan ciertos encastes se pierde todo, se pierde la esencia porque se consolida lo monótono, y lo monótono no le gusta a nadie”.

La campaña de 2019 “será parecida a la última, con alrededor de 16 corridas de toros”. Victorino ya arrancó el ciclo. Estuvo en Fallas el pasado 10 de marzo tras 13 años de ausencia. Y en Vistalegre, y la Flecha (Valladolid), donde debutó el pasado 23 de marzo. “Va a ser una temporada importante, volveremos a estar en las principales plazas de primera, además de Madrid, también estaremos en Sevilla, Bilbao, Nimes, Dax, Mont de Marsan, Burgos o Soria y debutaremos en plazas de toros en las que nos hace mucha ilusión presentarnos como Sanlúcar de Barrameda y Osuna”, explica.

Este mes, domingo 14 de abril, vuelve a Las Ventas, su “segunda casa”, lo que “es un inmenso honor” donde llevan lidiando más de 60 años haciéndolo. “Estaremos dos tardes entre el Domingo de Ramos y San Isidro, pero es probable que lidiemos también en la Feria de Otoño. Hemos preparado unos toros muy serios y entipados como no puede ser de otra forma en la plaza más importante del mundo”, matiza.

El Domingo de Ramos, por tanto, Victorino Martín abre por tercer año consecutivo la campaña de corridas de toros en la capital española. Un cartel compuesto por tres veteranos curtidos en los hierros más duros pero de plena actualidad por los notables registros marcados en la temporada pasada. Fernando Robleño, Octavio Chacón y Pepe Moral, la que “será una fecha importante y de gran compromiso para la casa”.

Además, el 29 de mayo, siguen consolidando su historia en San Isidro, pues esa fecha, miércoles, llega a Las Ventas coincidiendo con el centenario de la presentación del Marqués de Albaserrada en Madrid (29 de mayo de 1919). La expectación está garantizada con los toros de la A Coronada, y a eso se suma la presencia de Emilio de Justo, junto con Octavio Chacón y Daniel Luque.

Defensa a ultranza de la Fiesta

Posiblemente, en paralelo a su impecable trayectoria como ganadero, Victorino Martín consolida su faceta más reciente, la de dar voz al aficionado, la de defender la Fiesta sin complejos y sin probaturas como presidente de la Fundación Toro de Lidia. Vino a Salamanca el 19 de julio para inaugurar el nuevo Capítulo en nuestra provincia de la Fundación “con el objetivo de crear un movimiento social que represente a los afines a los toros”.

Desde entonces, Salamanca cuenta con más de 100 amigos de la Fundación Toro de Lidia. Además, la FTL está presente en casi todos los actos taurinos de la ciudad, ha puesto en marcha una Asociación Universitaria bajo el nombre ‘Unitauro’ que ya tiene 61 socios (entre estudiantes de la Universidad de Salamanca y la Universidad Pontificia) y están generando una red de contactos con las principales asociaciones ganaderas para trabajar unidos en la lucha contra el animalismo.

Según explica Victorino Martín, “el mundo del toro necesitaba ese organismo que le defendiera frente a terceros. Ahora cuando la gente quiere hablar con alguien del toro sabe a quién dirigirse”. “La Fundación debe ser la casa de todos. Somos conscientes de que la Fiesta de los toros atraviesa muchos problemas que van desde la falta de estructura del sector a la pasividad con la que muchos años hemos soportado los ataques animalistas, que no sólo pretenden acabar con el toro, si no que pretenden acabar con todas las formas de relacionarnos con los animales en toda la humanidad, pretenden cambiar 70.000 años de relación que tiene el hombre con los animales. Han cogido al toro de cabeza de turco, después le toca a la caza, después al circo, después a la equitación o a la pesca. La Fiesta de los toros se ha dado cuenta, la sociedad aún parece que tarda en despertar, pero es algo muy grave”, añade Victorino.

Según explica, el presupuesto de la Fundación Toro de Lidia rondó los 230.000 euros el año pasado y, frente a eso, “investigando nos hemos dado cuenta de que actualmente hay más de 100 grupos que se denominan animalistas y antitaurinos, y que dentro de ellos, solo los 10 primeros, mueven un presupuesto superior de más de 50 millones de euros anuales”. Por eso, asegura que “toda ayuda es poca”. “Vamos a seguir trabajando para que los toros ocupen el lugar que les corresponde en nuestra sociedad. En estos años hemos frenado los ataques en las redes sociales y hemos creado jurisprudencia con algunas sentencias contra los delitos de odio, y seguiremos con la captación de amigos para que en la FTL se integren todos los colectivos y este movimiento sea imparable”, concluye.