Sábado, 21 de septiembre de 2019

Cartas de los lectores

Salamanca, la nueva California del siglo XXI

La cantidad de proyectos de investigación minera autorizados por la Junta de Castilla y Leon en la provincia de Salamanca recuerda aquella fiebre del oro vivida en el oeste de los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo XIX.

Ecologistas en Acción de Salamanca presentó el pasado miércoles alegaciones al proyecto de investigación minera de la Sección C) minerales no energéticos, denominado “Lagunejo nº 6915” para Litio (LI), Estaño (Sn), Wolframio (W) y Tántalo (Ta)  que afecta a 850 hectáreas de terrenos comprendidos en los términos municipales de Aldehuela de la Bóveda, Garcirrey y La Fuente de San Esteban.

La provincia de Salamanca se ha convertido en unos meses en la nueva “California” del siglo XXI al contemplar la autorización de 25 proyectos de investigación de minerales no energéticos (Wolframio, Estaño, Oro, Litio, Cobalto, Niobio, Zinc, Cobre, Plomo, Tierras raras, etc.) que afectan a 51 poblaciones del oeste salmantino, un corredor entre las carreteras de Ciudad Rodrigo y Vitigudino, desde Hinojosa de Duero hasta las proximidades de la capital en Carrascal de Barregas. Cerca de 43.000 hectáreas que serán objeto de estudio por media docena de empresas privadas y particulares.

La Organización Ecologista ha puesto de relieve que además de las irregularidades de carácter administrativo y  legal que presentan estos proyectos, se une el carácter evidentemente especulativo de los mismos

“El proyecto de la empresa australiano Berkeley de la mina de uranio y planta de tratamiento en Retortillo-Villavieja de Yeltes ha acaparado la atención de los medios de comunicación y de la sociedad salmantina en los últimos años, pero se pone de manifiesto que no es solamente el Uranio, sino todos aquellos recursos naturales susceptibles de valorizar los que mueven a los promotores de los proyectos”comentan desde Ecologistas en Acción. Todo ello amparado por una ley de minas obsoleta de 1.973 que no se adapta a la realidad y necesidades de los tiempos actuales, así como la total aquiescencia del gobierno regional de Castilla y León que en una búsqueda desesperada de inversiones y proyectos empresariales que “generen riqueza y empleo en el medio rural” los está autorizando en cada una de sus etapas sin el suficiente rigor administrativo y con muchas sombras en el aspecto legal.

Por todo ello, Ecologistas en Acción de Salamanca quiere destacar que este es solamente el primer paso en la lucha contra el expolio de los recursos naturales de la provincia y que se presentarán alegaciones a todos aquellos proyectos que solamente contemplen el beneficio privado de los promotores y no tengan en cuenta los intereses comunitarios de las poblaciones y las gentes que viven en esas zonas, que no tengan en cuenta el desarrollo rural ni los efectos perversos sobre el medio ambiente y las personas que producen las actividades mineras en las explotaciones a cielo abierto.

Felipe Yuste, Ecologistas en Acción