Miércoles, 24 de abril de 2019

La pata que faltaba al banco

Creo que se ha perdido el “norte”, estas estupideces del “desgobierno” no conducen a nada, solamente a desestabilizar y camuflar lo que verdaderamente preocupa a España. Vamos a ver, los musulmanes han invadido la península —han permanecido 7 siglos—realmente creen que se les debe pedir perdón por lograr expulsarles. Creo que este Imán debe aprender un poco de historia y pedir disculpas a España.

Los moros destruyeron todas las iglesias cristianas  que había en la península y sobre esas iglesias construyeron sus mezquitas. Si dice que hay que pedir perdón por la RECONQUISTA—es que primero hubo una CONQUISTA— el que tiene que pedir perdón son ellos él por invadir  la Ibérica, no puede haber Reconquista sin una Conquista, póngase el morito como quiera, él y los seguidores ha de pedir  disculpas por “la carta improcedente”. No solo el Imán, todos los países musulmanes, no solo fue la Península, irrumpieron en “casi” todo el Imperio Romano de Oriente, que se marchen y devuelvan lo robado. Llegaron a Sur, vieron una zanahoria y dijeron —”Esto es el paraíso”—faltaban las vírgenes—de eso no nos encarguemos ahora, comamos y bebamos que   luego ya vendrá el fornicio.

 ¿Saben que los moritos tenían en sus harenes mujeres cristianas?

En el siglo VIII, los musulmanes penetran la Península para difundir su religión y cultura, en el norte de Hispania, se crean los primeros grupos de resistencia cristiana, que se inician con la batalla de Covadonga, capitaneada por el Rey Pelayo. Desde entonces y hasta el siglo XV, en la Península se llevaron a cabo diferentes cruzadas cristianas, con el fin de recuperar el territorio usurpado por los árabes. La orografía montañosa del reino de Asturias y Navarra permitió, que poco a poco la lucha cristiana sea fuerte y amenazante.

Don Pelayo, figura importante en el inicio de la Reconquista,  de origen noble y visigodo, marchó a Asturias, termina siendo proclamado rey del Reino de Asturias, hoy Principado, se le conoce en la historia como Rey Pelayo de Asturias, coronado en el año 718 a de C. Pelayo el ermitaño, observó unos resplandores misteriosos en el bosque Libredón, al igual que Santiago–toda leyenda tiene base histórica– La historia de Santiago, comienza con la llamada de Jesús a Jacob, humilde pescador, hijo de Zebedeo y María de Salomé, será, pasado el tiempo, uno de los 12 apóstoles, al igual que su hermano Juan —el Evangelista— Santiago da lugar al CAMINO DE SANTIAGO, PELAYO a la ofensiva contra los moritos. Corría el año 718, encabezando la primera ofensiva contra los árabes, pero esta misión resultó fallida; sin embargo, no cesó en su intento, y en el  año 722 fue el instigador de la batalla de Covadonga, que significó el inicio de la Reconquista de la Ibérica.

Desde este momento Don Pelayo, comenzó diferentes batallas militares,  a fin de anexionar tierras a sus dominios y, así, coger fuerza para vencer a los musulmanes. Este rey consiguió que un pequeño reino— como el de Asturias— terminara siendo una potente amenaza para Al-Ándalus.

Cositas:

Almanzor hizo cargar las campanas a los cristianos y desde la Catedral de Santiago y bajarlas a Córdoba. ¡Que gracia hizo a los creyentes! —Cómo del jarabe que das…tarde o temprano tomarás— los cristianos hicieron subir a las espaldas de los agarenos, las campanas a Santiago.

Con Jaime I el Conquistador y la caída de Al-Ándalus, se comienza a reconquistar la Península Ibérica, año 1492 cae el último reino nazarí, sería el último del Al-Ándalus. Su rey Muhámmad XII (conocido como Boabdil el Chico), derrocado por los Reyes Católicos, que se ve obligado a rendir Granada el 2 de enero de 1492.  Más que rey, era un poeta, amante de la creatividad.

Todo lo demás son cuentos y palabrería fácil y oportunista…pronto tendremos que pedir responsabilidades a los romanos, etc, etc. Es de locos de manicomio y estar sujetos con imanes. ¡Estos son los verdaderos amantes de nuestra España! Que Santiago y Pelayo nos acojan…