Sábado, 15 de agosto de 2020

Con Takenaka, otra vez y siempre

 

Kousei Taneaka y su esposa (foto de Jacqueline Alencar)

 

El pasado martes asistí, en el Casino de Salamanca, a la rotunda exposición de Kousei Takenaka, maestro japonés de la pintura Sumi-E. La exposición titulada ‘Takenaka: del deleite al embeleso’, estará  abierta hasta  el 7 de abril y ha sido coordinada por el excelente pintor Miguel Elías, discípulo suyo. Allí leí dos breves textos que escribí para el hermoso catálogo del mismo, los cuales ahora los hago conocer a los lectores de SALAMANCA AL DÍA.

 

UNA OFRENDA PARA KOUSEI

 

Cuando rendimos la mirada al deleite el paso siguiente resulta el embeleso, ese estado de placer donde solo hay lugar para la admiración más profunda, aquella que no admite otros pensamientos o sentimientos que profanen tan fascinante certeza. Así nos sucede ante el orbe nuevo que ofrenda la ancestral pintura Sumi-E de Kousei Takenaka, artista doblemente verdadero, amigo a quien he podido abrazar en sus varias estancias salmantinas. Ahora vuelve desde Kanazawa, trayendo su humildad y la increíble lumbre que prodigan esas creaciones que trazaron sus pinceles. Celebro esta exposición como si fuera la primera vez…

 

Dos visitantes a la exposición (foto de Jacqueline Alencar)

 

POEMA PARA QUIEN VISITA UNA EXPOSICIÓN

DEL MAESTRO TAKENAKA

 

Toma tu lugar

a la sombra del cerezo

en flor, como

otros lo hicieron antes,

 

como otros mañana

querrán tener a un gorrión

entre sus manos.

 

Y disputa a las abejas

esas uvas para el

vino que ayuda a entrever

la belleza hecha a tu

medida.

 

Toma tu lugar en lo alto

del curvado arce,

allí donde el viento mueve

las alas del halcón

que no pierde de vista

a su presa.

 

Toma tu lugar. Todo te

pertenece: Tigres y ciruelos,

pájaros, peces, monos…

 

Todo alimenta tus sentidos

aunque ya nada quieras,

salvo contemplar lo

que te viste de resurrección.

 

Takenaka con Miguel Elías, Pilar Fernández Labrador, José Carralero

y A. P. Alencart (foto de Gabriel Alonso)