Jueves, 22 de agosto de 2019

Pucherazo

Tras el circo montado en la última semana en el seno de Ciudadanos (C’s) en sus primarias para la autonomía de Castilla y León, con pucherazo incluido posteriormente denunciado y desmontado, está aún por ver cómo les podrá afectar esta cuestión de cara a las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Y es que, si en un primer momento la formación naranja designó a la expopular Silvia Clemente como vencedora de las primarias y candidata a la Junta por C’s, horas después el equipo de su principal rival en las primarias, el vallisoletano Francisco Igea, echó cuentas y vio que algo no cuadraba, saliéndole de ojo que había más votos que votantes.

De esta manera, se destapó el pucherazo habido en el seno de C’s para Castilla y León, y la hasta entonces favorita de Albert Rivera y José Manuel Villegas, Silvia Clemente, tuvo que asumir el ser apartada de su designación aún no oficializada como candidata a presidir la Junta, cediendo el testigo a Igea.

Ciertamente, dichas primarias fueron un proceso un tanto turbio, con más de ochenta votos sin receptor, todos ellos dirigidos hacia Clemente, y emitidos casi a la vez de madrugada, poco antes de cerrarse el proceso de primarias.

En este sentido, dado lo disputada que estuvo la carrera por el liderazgo de C’s para la autonomía, con Clemente e Igea casi a la par en apoyos, en un primer momento esos votos fraudulentos resultaron decisivos para entronizar a la segoviana, convirtiéndose después, tras su anulación, en claves para destronarla y elevar a los altares naranjas a Igea.

En todo caso, este convulso proceso de primarias en C’s ha levantado más de una sospecha en el seno de algunas agrupaciones de la formación naranja, y así, en Murcia, Cantabria y Madrid ya ha habido sectores que han mostrado al partido su desconfianza en sus procesos de primarias, solicitando información de los votos emitidos para poder corroborar que no haya habido pucherazos en la carrera para designar candidatos a presidir dichas autonomías.

Y es que, en dichas comunidades, los candidatos que se enfrentaban a los ‘oficialistas’ han denunciado que no se les han facilitado los detalles de los votos de sus primarias, de cara a poder verificar los códigos, hora y dirección IP mediante los que se emitieron los votos. Desde la dirección de C’s, por su parte, se han limitado a declarar simplemente que no ha habido irregularidades, pero sin embargo no han facilitado todos los datos que les solicitaron los perdedores de las primarias de Cantabria, Madrid y Murcia, de cara a que puedan corroborar este hecho.

De esta manera, se podría decir que, a nivel interno en Ciudadanos, el principal ‘rastro’ que deja este proceso es una falta de confianza respecto a su sistema de primarias, del que hasta ahora presumían que era “infalible”.

Sea como fuere, el vuelco de los acontecimientos en C’s-CyL llevará a que aquellos que se habían posicionado con Clemente pasen a estar relegados a lugares más discretos en las listas y, por su parte, quienes apoyaron a Igea, pasen ahora a las posiciones más destacadas de C’s en las elecciones de mayo. Eso sí, de cara a la galería mantendrán un mensaje de unidad, de “remar todos a una”, pero al final, como suele ocurrir en procesos de esta índole, el cazador se cobrará sus presas, y no faltarán quienes, prometiéndoselas muy felices con el recuento inicial, pasarán a un segundo plano por imperativo de Igea.