Miércoles, 22 de mayo de 2019

El sector servicios acapara el 85% de las reclamaciones de los salmantinos

Los productos tecnológicos, en el punto de mira del Día Mundial de los Derechos del Consumidor: muchas ventajas, pero también falta de seguridad y privacidad

La telefonía es el servicio con más reclamaciones de los consumidores

‘Ser consumidor por definición nos incluye a todos’. Fue un 15 de marzo de 1962 cuando el presidente de EEUU, John F. Kennedy, pronunció esta célebre frase que supuso también el inicio, a nivel mundial, en la protección de los derechos del consumidor, “elemento clave en el funcionamiento de nuestro sistema social y económico”, como explican desde la Unión de Consumidores de Salamanca, UCE.

¿Cuáles son las principales quejas y reclamaciones de los salmantinos? Según el último balance de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, OMIC, en Salamanca aumentan las quejas y reclamaciones por los servicios con 2.704, de las que 2.300 correspondieron a servicios, un 85,18%, frente a las 400 presentadas por productos. 

Un año más, es la telefonía y los contratos con ADSL e internet los que copan las principales quejas de los consumidores ante la oficina municipal, seguido de los servicios de electricidad y gas relacionados con facturas, lectura de contadores, cortes de luz y daños por incidentes eléctricos. Y una de las reclamaciones que sigue en aumento en la OMIC cada año es la relacionada con los servicios postales y paquetería, fundamentalmente por el aumento del comercio electrónico.

Servicios que no son los únicos que reciben centenares de reclamaciones. Como explican desde la Unión de Consumidores de Salamanca, UCE,  a las quejas por los servicios del sector energético o la telefonía se suman “los problemas y abusos generados en el sector bancario”, por lo que la UCE afirma que “hay que exigir el cumplimiento de nuestros derechos y saber utilizar todas las herramientas jurídicas de las que disponemos”.

‘Los derechos del consumidor en el mundo digital. Sus derechos avanzan’

Los productos inteligentes están en el punto de mira del Día Mundial de los Derechos del Consumidor. La Dirección General de Consumo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, se suma a esta celebración a través de una campaña conjunta, bajo el lema ‘Los derechos del consumidor en el mundo digital. Sus derechos avanzan’, cuyo objetivo es informar a los consumidores sobre sus derechos en el ámbito de las compras de bienes y servicios a través de internet. A nivel mundial hay 23,1 mil millones de productos inteligentes en el mundo, superando a las personas en una proporción de tres a uno.  Desde teléfonos a rastreadores de fitness portátiles, a asistentes activados por voz y televisores, muchos de los productos que utilizamos están cada vez más conectados de forma predeterminada.

Los productos tecnológicos se han convertido en una realidad cotidiana para los consumidores, marcando un cambio importante en la forma en que muchos interactúan. La aparición de la tecnología ofrece muchas oportunidades para los consumidores, desde acceso a nuevos servicios, productos más sensibles, mayor comodidad y opciones. Pero también causas importantes de preocupación: falta de seguridad, privacidad y claridad sobre quién es responsable cuando las cosas salen mal

Estos son los derechos básicos antes de comprar o contratar un servicio:

-Derecho a conocer la identidad del vendedor.

-Derecho a conocer los gastos de envío, condiciones y plazo de entrega.

-Confirmación de compra.

-Garantía.

-Derecho de desistimiento.

-Derecho a la protección de datos personales.

-Dderecho a una compra segura.