Viernes, 22 de marzo de 2019
Alba de Tormes al día

Medicinas para Venezuela

Alejandro Iglesias, sacerdote albense, recoge medicinas procedentes de España para colaborar con centros sanitarios y hospitales
Alejandro Iglesias, a la izquierda, lleva casi 30 años en Venezuela

La solidaridad es una seña de identidad de muchos albenses. Así, residencias de ancianos, farmacias, colegios, asociaciones y muchas personas particulares han respondido a la petición de colaborar con una iniciativa de los Padres Reparadores. Se trata de la recogida de medicinas para enviar a Venezuela.

Desde el pasado mes de agosto el P. Alejandro Iglesias Benito ha recibido varios centenares de kilos de medicinas procedentes de España. Este albense lleva casi 30 en Venezuela y ha sido testigo directo de los continuos retrocesos en la democracia, las libertades, y los niveles de desarrollo humano de este país. Alejandro es religioso dehoniano desde 1988, y recibió la ordenación sacerdotal en 1994 en la Parroquia de San Pedro Apóstol. En estos momentos desempeña la labor de Superior de la Congregación en Venezuela, y vive en Caracas. Allí trabaja como formador en la casa de los teólogos y en la parroquia San Miguel Arcángel en uno de los barrios más necesitados de la capital. Este barrio, llamado “El Cementerio” está muy cerca del Helicoide, una de las prisiones del Servicio Bolivariano de Inteligencia, donde los estos religiosos también desempeñan una labor pastoral.

Las cajas medicinas, que son enviadas por el P. Alfonso González Sánchez, Delegado de Misiones, mediante una empresa de mensajería desde Madrid, y se reparten desde Caracas a varios centros sanitarios. Los Padres Reparadores atienden en Venezuela dos pequeños centros de salud (Caracas y Mariara), un dispensario parroquial (Tinaquillo), y colaboran con algún hospital cercano que se encuentra también desabastecido.

Esta iniciativa continúa, pues las necesidades de la población venezolana siguen siendo muchas y a pesar de los pasos hacia la normalización política, hay una gran falta de medicinas y alimentos. Se agradece cualquier colaboración.