Miércoles, 17 de julio de 2019

El TSJ se reafirma y paraliza también la Orden de Caza en Castilla y León

El PACMA celebra la noticia y asegura que seguirá presionando para acabar definitivamente con la actividad cinegética en España

Los cazadores esperan que el problema esté solucionado antes del inicio de la nueva temporada / CORRAL

Nuevo varapalo para la caza en Castilla y León. Tras el auto del Tribunal de Justicia de Castilla y León emitido la semana pasada, propiciado por un recurso de PACMA, que anulaba el Reglamento de Caza, los cazadores pretendían aferrarse a la Orden FYM/728/2018, de 25 de junio, por la que se aprueba la Orden Anual de Caza, con la intención “de bordear al TSJ y salir al campo a matar animales”, según destaca el partido animalista en un comunicado. “Este parecía su único argumento y su estrategia legal para impedir la paralización. Sin embargo, el TSJ acaba de paralizar también la Orden de Caza, lo que a todas luces paraliza cualquier actividad cinegética en toda Castilla y León”, señalan en la nota.

El PACMA celebra la nueva decisión del tribunal, “que no se ha dejado vencer ante la presión ejercida por colectivos de caza, partidos políticos e instituciones públicas, más preocupadas por la afición de los cazadores que por la vida y la salud de la fauna en Castilla y León”, recalcan.

El Partido Animalista sigue insistiendo en que “mientras no existan argumentos científicos que corroboren el estado de las poblaciones de animales en la región no se debe volver a cargar una escopeta contra los animales”.

De hecho, destaca que tanto la aprobación del Reglamento impugnado como la Orden de Caza deja claro “la manga ancha de la administración con el sector de la caza”. “Desmontaremos pieza a pieza el entramado legal que sustenta la caza hasta conseguir la prohibición”, explica la candidata del Partido Animalista a la Presidencia del Gobierno, Laura Duarte.

La formación subraya la “enorme cantidad de animales que se salvarán de las balas de los cazadores”. En la Orden de Caza suspendida se incluyen 38 especies de animales.

Cabe recordar que el PP en las Cortes de Castilla y León, apoyado por el PSOE, Ciudadanos y UPL, han presentado una proposición de ley para que el listado de especies cinegéticas, asunto del deriva la decisión del TSJ, sea incluido en la Ley de Caza de 1996 de Castilla y León, y obtenga así rango de ley, una acción que se llevará a cabo en uno de los dos plenos que faltan en la actual legislatura. Finalizada la temporada de menor y el último domingo de febrero la caza del jabalí, la actividad cinegética entra ahora en un receso, por lo que sus aficionados esperan que el problema judicial esté solucionado antes del inicio de la nueva temporada.