Viernes, 3 de abril de 2020

Será mañana

 

                              En algunos lugares del planeta

                              es más común, más fácil y probable

                              que una mujer aprenda a ser violada

                              a que aprenda a leer.

                              También aquí y ahora el crujido

                              de un cuento que se rompe cada día,

                              la sangre en las paredes, las señales,

                              la noche que se esconde en su hipotálamo.

                              Será, claro que sí, será mañana,

                             desnudo surge el grito del silencio,

                              el aullido que brota y que recuerda

                              que nuestro es nuestro tiempo y nuestra voz.