Las fuerzas que nos animan

Una parte de nosotros es ilustrada; la otra, espuria y deficiente. La primera, persigue la verdad; la segunda, busca utilidad a través de los comportamientos. Ambas disputan en la persona feroces batallas, pero ninguna consigue imponerse sobre la otra; entre otras razones, porque se necesitan recíprocamente. 

       Manuel Lamas