Jueves, 23 de mayo de 2019
Béjar al día

Un nuevo carril bici une la calle Obispo Zarranz con el barrio de Palomares

Los ciclistas y paseantes podrán subir hasta las instalaciones deportivas de La Cerrallana evitando el peligro de la carretera

El nuevo carril bici queda abierto al público tras unas obras complicadas

Béjar cuenta ya con un carril bici dotado de mobiliario y señalización, que podrá ser utilizada por peatones y ciclistas, desde la rotonda de entrada a Béjar por la parte norte, junto al cuartel de la Guardia Civil, hasta el Puente Viejo de Riofrío, en el barrio de Palomares. Lo más interesante de este carril es que desde este último punto sale una senda allanada y mejorada, de unos 100 metros, que llega hasta La Cerrallana, por lo que se podrá ir en bicicleta hasta las instalaciones deportivas del Club de Golf, hasta las pistas de tenis y pádel y hasta las piscinas municipales, sin el peligro que supone el tráfico de la carretera.

Las obras de este carril bici, de 200 metros, se han llevado a cabo en un año por las dificultades del terreno, sin cortar el tráfico y sin restringir el acceso peatonal en ningún momento, según ha informado el Ayuntamiento, y dejando preparadas las canalizaciones de agua, luz y telefonía.