Sábado, 23 de marzo de 2019

Un 60% de las explotaciones de ovino ofrece resistencia a los fármacos contra las infecciones

La veterinaria María Martínez incide en el uso responsable de los antiparasitarios, “y no utilizar antibióticos que van a ser la única opción para las personas” 
La veterinaria María Martínez Valladares explicó la resistencia a fármacos en el ganado ovino y caprino

Más de 130 ganaderos salmantinos de ovino y caprino han asistido a la VII Jornada de Ovino y Caprino organizada por la cooperativa Cobadu, con la colaboración de Urcacyl, en el hotel Horus Salamanca, en Santa Marta. Las novedades de la PAC 2019, la situación del mercado de la leche y la carne del ovino o cómo rentabilizar la explotación vendiendo corderos la segunda parte del año han sido algunas de las ponencias desarrolladas por la cooperativa que dirige Rafael Sánchez Olea, que ha abierto la veterinaria María Martínez Valladares.

Esta investigadora de la Universidad de León se ha referido en su ponencia al uso responsable de los antiparasitarios y a la resistencia a fármacos antihelmínticos. En el sector ovino y caprino se utilizan de manera rutinaria para el control de infecciones por parásitos “dando lugar a resistencias. Para María Martínez, una de las principales preocupaciones en materia sanitaria es la resistencia a los antibióticos, que también influye en las personas. La veterinaria explicó que cuando se suministran al ganado, en ocasiones, “pasan a la leche y a la carne, con residuos.

María Martínez aseguró que también hay antibióticos que se prueban tanto en personas como en el sector animal, por lo que apeló a la responsabilidad de los veterinarios a la hora de su aplicación, “y no utilizar con el ganado algunos que van a ser la única opción para las personas”.

Sobre la situación actual de la sanidad de la cabaña de ovino en Salamanca y Castilla y León, María Martínez explicó que hasta el 60% de las explotaciones presenta resistencia a alguno de los fármacos, de ahí que insista en que los ganaderos conozcan un problema que todavía no se considera grave “pero puede llegar a serlo”, como ha ocurrido en algunos países, donde ha  desaparecido la cabaña de ovino por la resistencia a antihelmínticos.

Esta experta en sanidad animal destacó la importancia de concienciar a los ganaderos sobre el buen uso de estos fármacos, de los que hay muy pocos en el mercado, y que el productor sepa cuándo y cómo utilizarlos para evitar la aparición de resistencias. María Martínez explicó que el beneficio que aportan estos fármacos es la mejora de las producciones lácteas con un crecimiento más rápido. Pero, añadió, si aparecen resistencias, aunque se utilicen, no se conseguirán los mismos objetivos.

Es en las zonas de ganadería extensiva, con humedad y temperaturas a partir de 10 grados, donde aumentan las posibilidades de la resistencia a fármacos, reduciéndose en las intensivas y durante el verano. “El ambiente influye mucho”, explicó. Sobre las posibilidades de contar con una buena sanidad animal sin el empleo de antibióticos, reconoció que, a día de hoy, es complicado, “aunque se buscan nuevos productos y alternativas para el control de infecciones”.

Comercialización de más de 65.000 lechazos

Salamanca es la segunda provincia en número de socios de Cobadu, después de Zamora (más de 3.000) y supone más del 25% de la actividad total. Los ganaderos de ovino y caprino consumieron en 2018 más de 328 millones de kilos de pienso y la cooperativa comercializó durante el pasado ejercicio más de 65.000 lechazos y 36 millones de litros de leche, explicó el director general de la cooperativa durante la jornada.