Domingo, 15 de diciembre de 2019

Los buitres

272

Está contento Emilio. Salen a la calle, por miles, con su sonrisa y sus banderas. Con su mirada de Reconquista y su versión de la historia enterrada en las cunetas.

Está contento Emilio. Toman la calle en avalancha, con el odio en estandartes, con la boca llena de una España de la que se han apropiado a golpe de herencias y saqueos.

Está contento Emilio, el camarero. Quisiera estar en Madrid, pero el trabajo le ata detrás de la barra. Sueña Emilio con una mueca de satisfacción. Pienso que ojalá que su sueño no se torne, mañana, en pesadilla.

Hoy me separa de Emilio mucho más que la barra de su bar.