Sábado, 16 de febrero de 2019

Visibilizar el Asperger, tan importante como para las familias “saber que cuentan con apoyo y recursos”

Cerca de 60 familias forman parte de la Asociación Síndrome de Asperger de Salamanca que ofrece, entre otros, servicio de diagnóstico, orientación y escuela de padres, talleres de habilidades sociales, teatro, deporte o talleres con hermanos 
Una tarde en los talleres de la Asociación Asperger Salamanca. Foto: Lydia González

Dar visibilidad al síndrome de Asperger y, sobre todo, desmontar los estereotipos generados en la mayoría de los casos por desconocimiento o falta de información, es el objetivo del Día Internacional del Asperger que se celebra cada mes de febrero (día 18) y al que un año más se suma la Asociación Síndrome de Asperger de Salamanca, de la que actualmente forman parte cerca de 60 familias. El síndrome de Asperger no es una enfermedad, por lo tanto no se padece, se es Asperger. En concreto, se define como un trastorno del neurodesarrollo que provoca que el cerebro funcione de manera diferente, especialmente en la comunicación e interacción social y en la flexibilidad de pensamiento y comportamiento.

Detectado a edades tempranas, permite intervenir y dotar al niño o adolescente de las herramientas para superar las dificultades asociadas al asperger y, al crecer, ser un adulto autónomo. Y aquí precisamente es donde la Asociación Asperger de Salamanca desarrolla una importante labor, ofreciendo a las familias “apoyo, orientación e información sobre los recursos y ayudas”, tal y como explican las psicólogas del equipo multidisciplinar de la asociación, Lorena Alonso y Lorena Carrera, y José Manuel Bermejo, trabajador social. De igual manera, son objetivos prioritarios para la Asociación Asperger su diagnóstico precoz, tratamiento, educación, desarrollo y plena integración social y laboral.

Tan importante para las familias es resolver las dudas como “ponerle nombre a la situación de su hijo”, porque no saber genera “inquietud y estrés”, “cuando llegan a la asociación para ellos es un momento de tranquilidad el saber que cuentan con apoyo y recursos”.

La labor de la Asociación Asperger

Entre los recursos que ofrece la Asociación a la familias, los talleres de habilidades sociales, adaptados tanto a la edad de los usuarios como a sus inquietudes y preferencias. Los talleres se llevan a cabo “los lunes y los viernes, en grupos de diferentes edades, y en los que se trabajan desde las habilidades más básicas, por ejemplo, en los más pequeños, sonreír, mirar a los ojos, contacto visual, cómo hacer amigos..., a aquellas habilidades en adultos que favorezcan su autonomía”, apuntan. La asociación es mucho más que un punto de encuentro, especialmente para los más pequeños “es un entorno en el que no sienten presionados para adquirir, sobre todo a través del juego, estrategias y herramientas que luego puedan poner en práctica”.

Teatro y deporte son otras de las actividades en las que participan los usuarios de la Asociación Asperger. “El teatro, por ejemplo, permite interpretar las expresiones faciales, ponerte en el lugar del otro y entenderlo en diferentes roles, y el deporte, fomentar el trabajo en equipo”, explican las psicólogas de la asociación.

Dentro de los servicios de apoyo que presta la asociación se incluyen los talleres con los hermanos y la escuela de padres, cuyo objetivo es desarrollar estrategias y herramientas para que puedan trabajar con sus hijos a la vez que las familias conocen y comparten las experiencias de otras familias. La Asociación también ofrece servicio de diagnóstico y orientación a familias, así como actividades extraescolares y complementarias a la atención global de las propias personas asperger: juego dirigido, ocio inclusivo, tiempo libre e integración en la comunidad.

Desde la Asociación Asperger apuestan por el trabajo con las familias y con los centros educativos, fomentando las actuaciones dirigidas a la prevención, concienciación e inclusión. “Es importante seguir dando formación a los profesores, que además cada vez la piden más ellos”. “Este curso hemos empezado a realizar intervenciones en centros escolares, encuentros con profesores para mejorar la formación en torno al Asperger”, prestando especial atención a la prevención del acoso escolar, “que está muy presente”, como subrayan desde la asociación.

FOTOS: Lydia González

  • De izq. a dcha., Lorena Carrera, psicóloga; José Manuel Bermejo, trabajador social; y Lorena Alonso, psicóloga de la Asociación Asperger