Lunes, 20 de mayo de 2019
Bracamonte al día

IU demanda al Gobierno local mayores sanciones para los propietarios de mascotas que incumplan con sus “obligaciones” 

La Asamblea Comarcal “Tierra de Peñaranda”,  reclama mayores controles por parte de la Policía Local del municipio,  hacia los propietarios de animales de compañía que ejerzan  comportamientos poco cívicos
IU 'Tierra de Peñaranda' solicita al equipo de Gobierno mayores sanciones y control para los dueños de mascotas que no cumplan con sus obligaciones
Para Izquierda Unida, “tener animal de compañía conlleva una serie de responsabilidades, por tanto los dueños de mascotas  tienen la obligación de hacerse cargo de los comportamientos de sus animales dentro del espacio público. A fin de garantizar una sana convivencia en la sociedad,  se aprobaba el 24 abril, la ley 5/1997 que regula  la protección  de los animales de compañía. Esta ley, obliga a los propietarios  a tener  sus mascotas censadas e identificadas, a no maltratarlas y trasportarlas de manera correcta, al uso del bozal en ciertos casos o a la recogida de sus excrementos en la vía pública, entre otras disposiciones”. 
 
Tal y como destaca la formación a través de un comunicado remitido a los medios “la recogida de excrementos  junto a otras cuestiones,   suscitan continuas disputas entre los propietarios de los animales y quienes denuncian tener miedo y estar hartos, ante comportamientos y actitudes  poco respetuosas  e incívicas,  por parte de algunos de los dueños de las mascotas, al ser reprendidos por sus malas prácticas”.
 
A fin de buscar una solución lo más consensuada posible, Izquierda Unida, emplaza al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento, encabezado por la socialista Carmen Ávila, a tomar medidas que, según explican “en primer termino los agentes de Policía Local del municipio han de cumplir con la labor informativa, exponiendo las obligaciones que tienen los propietarios de los animales en sus salidas por las calles y parques del municipio, y en segundo lugar, alertando de que en caso de no ajustarse al reglamento, las sanciones administrativas para quien eluda su responsabilidad, se  impondrán en forma de una sanción pecuniaria. Además consideran conveniente llevar a cabo una mejora de la señalización  de aquellos lugares habilitados para el disfrute de los animales, una campaña de concienciación sobre las prácticas a seguir en la vía pública por parte de los propietarios de mascotas, así como  a tener constantemente actualizado el censo de perros en la localidad”. 
 
Para el portavoz de la Asamblea Comarcal, Ángel Tejeda, “el sempiterno debate entre los propietarios de las mascotas y quienes denuncian comportamientos incívicos por parte de los primeros en la vía púbica, ha de encontrar la solución en el cumplimiento de la ley, así como en un mutuo entendimiento y respeto por parte del conjunto de los ciudadanos”. 
 
Por último, desde Izquierda Unida, adoptan el compromiso de seguir trabajando  en la  protección y mejora de  la relación entre animales de compañía y seres humanos, dada la “creciente sensibilidad social en torno al respeto, la protección y la defensa de todos los seres vivos, en general, y de los animales más próximos al hombre, en particular”.