Lunes, 18 de noviembre de 2019

“He querido mostrar el imaginario tradicional campesino, tal y como se verbaliza en las leyendas, que no siempre son relatos”

Acaba de publicar el libro Leyendas de tradición oral en la provincia de Salamanca, volumen en el que recoge 1.571 historias procedentes de 216 localidades de la provincia

José Luis Puerto recobra su "versión" de etnógrafo para publicar con ayuda de la Diputación "Leyendas de tradición oral en la provincia de Salamanca"

Después de su último poemario,  La protección de lo invisible (2017), el escritor, poeta y lingüista, además de colaborador de SALAMANCArtv AL DÍA, José Luis Puerto, regresa a su versión de etnógrafo con una obra dedicada a las leyendas que han trascendido hasta nuestros días en los pueblos de Salamanca mediante la tradición oral. Esta nueva ‘criatura’ llega ocho años después de otro libro sobre del mismo tema y que dedicara a la provincia de León, donde ha ejercido como catedrático en uno de sus institutos.

Estar lejos de Salamanca imagino que ha condicionado que los salmantinos  hayamos tenido que esperar un poco por lo que apunta a una obra de gran interés para historiadores y etnógrafos de la provincia, pero sobre todo para los que amamos nuestros pueblos…

No ha sido el estar lejos de Salamanca lo que ha hecho que esta obra haya tardado tanto en irse configurando, sino lo abarcadora que es, ya que se dan muestras sobre leyendas de tradición oral vivas en toda la provincia. De ahí que el trabajo de campo haya sido tan arduo y costoso. Y he tenido que realizarlo con toda lentitud y con garantías. De hecho, hay muestras en la obra de 216 localidades de la provincia (el sesenta por ciento, creo) y he entrevistado en torno a unas quinientas personas; un volumen tanto geográfico como humano muy amplio y considerable.

Estas son obras de largo recorrido, que impiden cualquier improvisación y precipitación. Lo que he querido en ella es mostrar el imaginario tradicional campesino, tal y como se verbaliza en las leyendas, que no siempre son relatos, sino que en ocasiones son meros embriones, con adherencias de creencias, alusiones a ritos, etc.

¿Qué nos espera en este Leyendas de tradición oral en la provincia de Salamanca?

Diez son los grandes campos, con varios sub-campos cada uno de ellos, en los que hemos estructurado las leyendas salmantinas: el cielo, la tierra, las aguas, la vegetación, los santos y los héroes, las etnias (moros, franceses, carlistas, héroes civilizadores, antiguos oficios…), el miedo, el humor, los animales y, por fin, los seres imaginados.

En tales campos –muchos de ellos no habían sido ni tocados, al abordar las leyendas salmantinas-, se recoge todo lo que es ese sustrato legendario vivo hoy y que, desde el pasado, se ha difundido de modo oral, desde hace siglos, entre nuestros campesinos.

Imagino que ha requerido de un trabajo ímprobo de investigación por los pueblos de Salamanca. Muchos folcloristas alertan de la pérdida de nuestro patrimonio cultural inmaterial, este libro pone a salvaguarda también esto. ¿Le ha costado mucho encontrar fuentes?

Sí, el trabajo ha sido ímprobo, al tiempo que minucioso, pues ha requerido ir trenzando o tejiendo varios hilos: el trabajo de campo de recogida de leyendas, su transcripción fidedigna, su catalogación; al tiempo que una elaboración de una introducción teórica general y aplicada a Salamanca, y toda una serie de introducciones particulares que introducen cada uno de los campos y sub-campos. En este sentido, la estructura de cada sub-campo tiene un texto teórico de ‘presentación’ y las leyendas recogidas, bajo el epígrafe siempre de ‘etno-textos’.

Encontrar las fuentes siempre es costoso, pues, en ocasiones, la gente desconfía o no es proclive a relatar lo que atesora en la memoria y que viene de antiguo. Aunque he de decir que, en líneas generales, nuestros campesinos han sido abiertos y generosos conmigo a la hora de transmitirme su saber tradicional. De hecho, tengo buenos amigos en los pueblos.

¿Cuál es la leyenda que más le ha impresionado de las que cuenta?

No podría seleccionar alguna que me haya impresionado sobre las otras. Son muy hermosas y significativas, por ejemplo, las relacionadas con la aparición de las imágenes sagradas en nuestras ermitas; o las de los tesoros; o las de los pozos airones y de algunas fuentes; o las de la piedra del rayo; o las del bastardo y la culebra; o las de determinados toros de leyenda; o las de los moros y también de los franceses, relacionados con la llamada guerra de la independencia; o las de las brujas… En fin, todo un cúmulo de leyendas que va a sorprender a quienes se acerquen al libro.

¿Hay unas comarcas más proclives a las leyendas que otras?

Tradicionalmente, se ha dicho que toda la franja occidental de la provincia, de norte a sur (Arribes, Tierras de Ciudad Rodrigo, Sierras de Gata y Francia…), es la más arcaica y rica en tradiciones. Pero esto lo desmiente, en ocasiones, el trabajo de campo, pues, por ejemplo, en las Tierras de Peñaranda, yo me he encontrado con un sustrato legendario también muy amplio y hermoso.

¿Qué tipo de leyendas son las más comunes?

En una provincia ganadera y plagada de dehesas, como es la salmantina, las leyendas en torno a las culebras y bastardos son muy abundantes. Pero también las de las apariciones de las imágenes sagradas veneradas en las ermitas. Y otras varias.

Brujas, demonios, vírgenes y santos que aparecen, desaparecen y que hacen milagros. ¿Hay algo de verdad en las leyendas o todo es imaginación?

Las leyendas forman parte del sustrato imaginario del ser humano. Pero, en el fondo, terminan escondiendo o cifrando alguna experiencia humana colectiva que ocurrió en el origen, hace mucho tiempo, in illo tempore, como le gusta indicar al historiador de las religiones Mircea Eliade. Y, de todos modos, el sustrato imaginario, en una especie como la nuestra, que tiene razón, conciencia, sentimientos…, el mundo de la imaginación (en el que están las leyendas) es otro modo de realidad.

¿Coinciden los argumentos en leyendas de distintos lugares?

Sí, los motivos legendarios son prácticamente idénticos en todos los lugares; por ejemplo en España, en la Península Ibérica, en la Europa occidental; otra cosa es que predominen estos o aquellos motivos en una u otra área geográfica.

Y son idénticos, porque el ser humano, la mente humana, funciona por universales o arquetipos, que se reiteran (con todas las variantes que queramos) en todas las culturas y civilizaciones. De ahí que, en este campo, lo que tenga importancia sean los matices, eso que se llama las ‘versiones’.

Entiendo que aquí no están todas las leyendas que se conocen en los pueblos. ¿Cuántas ha recopilado? ¿Prevé un segundo volumen de esta obra? 

Es imposible recuperar ‘todas’ las leyendas vivas en la tradición oral de cualquier ámbito; en este caso, de una provincia como la de Salamanca. Pero creo que, tal y como están hoy nuestros pueblos de envejecidos y deshabitados, es una cala muy, muy significativa de la vitalidad que hoy tiene nuestro sustrato legendario en la provincia.

En total, aparecen publicadas 1.571 leyendas; un número considerable, teniendo en cuenta que, de algunas de ellas, hemos recogido y publicamos más de veinte muestras (de un puñado de ellas incluso más) de distintas áreas de la provincia.

Si hubiera un segundo volumen –que se tardaría en recoger- solo podría matizar, de un modo leve, creo, este primero, que recoge ya un corpus muy significativo de lo que son las leyendas de tradición oral vivas en la provincia de Salamanca.

¿Dónde podemos adquirir Leyendas de tradición oral en la provincia de Salamanca? 

En principio, el libro se puede adquirir en las librerías salmantinas, tanto de la ciudad como de la provincia. La Diputación, que lo ha editado, tiene su distribuidora para difundir las obras. Si alguna persona interesada, no lograra encontrar el libro, podría llamar a la Diputación, para pedirlo.