Miércoles, 23 de enero de 2019

Un aumento de los casos de gripe anuncia la epidemia para finales de este mes de enero

“Los virus que se están aislando concuerdan bastante bien con los introducidos en la vacuna anual”, destaca el doctor Iván Sanz Muñoz
El doctor Iván Sanz Muñoz, en el laboratorio de Microbiología, en el Hospital Clínico de Valladolid. / A. MINGUEZA

Un aumento de casos de gripe en los últimos días permite prever la llegada de la epidemia gripal habitual para finales de este mes, o a más tardar, la primera semana de febrero. Así lo estima el Centro Nacional de la Gripe ubicado en el Clínico vallisoletano. “Tenemos circulando los tipos A(H3) en un 70% y A(H1) en un 30%, tanto en la red centinela como en hospitalizados. Los virus que se están aislando concuerdan bastante bien con los introducidos en la vacuna anual”, destaca el doctor Iván Sanz Muñoz, responsable del citado centro.

Este virus predominante en toda España “aumenta la posibilidad de que aparezcan más pacientes que requieran ser hospitalizados y una mayor frecuencia de pacientes con neumonía viral complicada”, según la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). A pesar de que la mayoría de pacientes que sufren gripe cada invierno “presentan signos leves de la enfermedad y curan sin problemas, una pequeña proporción de ellos presentan complicaciones asociadas. La principal, con un porcentaje del 90%, es la respiratoria. Los cuadros van desde bronquitis hasta neumonías más o menos severas”, indican. El tiempo medio que transcurre entre el inicio de los síntomas y la consulta al médico es de 4 o 5 días.

El impacto negativo de la infección por virus de la gripe, de forma especial cuando es del tipo A(H1N1), “se produce al descompensar pacientes con enfermedades crónicas y de edad avanzada”. La SEMICYUC insiste “en la importancia de vacunar a una mayor parte de la población para prevenir este tipo de muertes, que si bien no son frecuentes, resultan muy impactantes y nos hacen replantear la necesidad de una vacunación a toda la población independiente de la edad o los factores de riesgo conocidos”.