Jueves, 24 de enero de 2019

Los edificios municipales contarán con dispositivos para dar respuesta a posibles atragantamientos

El Ayuntamiento ofrecerá cursos a Policía Local, Bomberos, personal de las escuelas infantiles y trabajadores municipales en general

En España se produce un fallecimiento por atragantamiento cada seis horas

El Ayuntamiento de Salamanca instalará en edificios municipales, como las Escuelas de Educación Infantil, centros de mayores o participación social, un dispositivo para actuar ante un atragantamiento y evitar la asfixia. Así lo ha informado la concejala de Salud Pública, María José Fresnadillo, en el Consejo Sectorial Municipal de Salud.

Y es que el atragantamiento es una de las principales causas de muerte infantil, sobre todo bebés, y en España se produce un fallecimiento por atragantamiento cada seis horas, según estadísticas oficiales sanitarias. De ahí la importancia de disponer de estos aparatos para facilitar la forma en la que responden las personas en una emergencia por atragantamiento, pudiendo salvar vidas.

En concreto, es un dispositivo que puede ser utilizado en caso de asfixia por atragantamiento como primeros auxilios a cualquier persona, independientemente de la edad, enfermedad, trastorno u otra condición relacionada con la salud. Con poca formación, cualquier persona puede utilizar este dispositivo.

Para facilitar su uso, el Ayuntamiento pondrá en marcha cursos que recibirán agentes de Policía Local, Bomberos, personal de las escuelas infantiles y personal municipal en general. También se les proporcionarán conocimientos sobre la maniobra de Heimlich que se realiza de forma manual para evitar atragantamientos.

Desfibriladores en dependencias municipales

Con el fin de actuar en situaciones de emergencias por una parada cardiaca, el Ayuntamiento de Salamanca dispone a día de hoy de 39 desfibriladores externos semiautomáticos en distintas dependencias municipales, a los que se suman los móviles que posee la Policía Local en algunos de sus vehículos.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca está acreditado como centro formador, por lo que puede directamente instruir a los trabajadores municipales en el conocimiento del uso de los desfibriladores semiautomáticos, en la identificación de síntomas y en los protocolos básicos de emergencia como requisitos obligatorios para poder manejarlos.

Desde la autorización como entidad formadora, en el año 2016, el Ayuntamiento de Salamanca ha formado a 378 alumnos de todas las dependencias municipales. En el marco de esta iniciativa, está previsto que se impartan casi medio centenar de cursos encaminados a dotar a los participantes de los conocimientos necesarios en el manejo y el funcionamiento de estos aparatos. Asimismo, el Consistorio incrementará el número de desfibriladores en dependencias municipales.