Domingo, 26 de mayo de 2019

“Conviene cuidar la Constitución, empezando por sus cimientos, la unidad de la nación española”

Martín Villa, por su parte, subraya que en la transición a la Democracia “hubo un diseño político que ejecutó Adolfo Suárez, patrocinó el Rey y cuyo autor fue Torcuato Fernández-Miranda”
Rodolfo Martín Villa, junto a Jorge Fernádez Díaz, ha participado este viernes en las jornadas del Colegio San Agustín. Foto: Alberto Martín

“Aquí y ahora, en España, conviene cuidar la Constitución, empezando por sus cimientos, por su fundamento, que es algo que preexiste a la Constitución, la unidad de la nación española”, porque “aunque no peligre la democracia no quiere decir que no haya que estar vigilante, los populismos son una realidad que se está imponiendo en el mundo, en Europa por supuesto”. Así lo señaló Jorge Fernández Díaz, Presidente de la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados y Ministro del Interior (2011-2016) bajo la presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy, que este viernes ha participado en la III Semana de Formación del Colegio de San Agustín, acompañado por Rodolfo Martín Villa, Ministro de la Transición, bajo la presidencia del Gobierno de Adolfo Suárez; y de Juan Fernández-Miranda, jefe de la sección España de ABC y sobrino-nieto de Torcuato Fernández-Miranda.

El exministro añadió, en referencia a los populismos, que “son movimientos que intentan dar respuestas fáciles o sencillas a problemas complejos nos están invadiendo, y eso debe ser cuidado y atendido, vivimos en una sociedad de información, las redes sociales, un mundo en el que vivimos oline y se quieren respuestas inmediatas y en 24 caracteres a todos los problemas, y eso se proyecta también en esos populismos”. “Lo que se quiere hay que cuidarlo, por lo tanto hay que cuidar la democracia”, subrayó.

Fernández Díaz señaló que “da la sensación de que hoy algunos intentan dividir nuevamente a los españoles con aquellas cosas que nos llevaron a un periodo que los constituyentes tuvieron claro que había que superar, con un espíritu claro de reconciliación, y mirando hacia el futuro y no hacia el pasado, y no preguntándole a nadie de donde venía, sino a dónde quería ir”. “Ojalá ese espíritu constitucional se mantenga”, añadió.

Cuando la Constitución Española acaba de cumplir 40 años de vigencia, “el espíritu de la Constitución y la letra hoy sigue vigente y es más necesario que nunca si cabe ante la situación que estamos teniendo en Cataluña, con un gobierno de la Generalitat en un estado claro de rebelión y sedición contra el Estado, estoy hablando en términos políticos”, precisó. “Quiero recordar que el fundamento de la Constitución es la indisoluble unidad de la nación española. Quien quiere romper la unidad de España etá queriendo romper sus cimientos”.

Por su parte, Martín Villa, apuntó que el proceso de transición a la Democracia en España fue posible “en primer lugar porque la sociedad española en el 75, con un régimen no democrático, ya se cree una sociedad democrática y avanzada, había un cambio social; y segundo, hubo un diseño político que ejecutó Adolfo Suárez, patrocinó el Rey y cuyo autor fue Torcuato Fernández-Miranda”, añadiendo que “fue indiscutiblemente positivo para pasar de un régimen no democrático a uno democrático”, “con un deseo clarísimo de reconciliación”.

FOTOS: Alberto Martín

Ver más imágenes: