Jueves, 23 de mayo de 2019

La Junta propone que el personal de los centros educativos pueda dar medicación a los alumnos

El objetivo es facilitar tratamientos, una vez que sus padres o los responsables legales presenten una solicitud escrita con un informe médico

Esta norma debería permitir a partir del curso próximo la incorporación del enfermo escolar en los colegios e institutos

La Consejería de Educación propone que sea el personal del centro educativo el que administre la medicación necesaria a un alumno con problemas de salud durante la jornada, una vez que sus padres o los responsables legales presenten una solicitud escrita con un informe médico actualizado con el fármaco, la dosis y la duración del tratamiento, entre otros.

Así lo recoge el borrador de la orden que regulará las medidas dirigidas al alumnado escolarizado en centros educativos de la Comunidad que presenta necesidades sanitarias o socio sanitarias y que busca dotar a Castilla y León de un "marco interdisciplinar y coherente" a este tipo de estudiantes.

Esta norma debería permitir a partir del curso próximo la incorporación del enfermo escolar en los colegios e institutos así como organizar las aulas hospitalarias y el desplazamiento de docentes a los domicilios de los estudiantes enfermos o que sufran un trastorno psicológico grave de conducta.

La Junta persigue con esta orden llevar a cabo una "intervención integral" y poner a disposición de los profesionales de todos los sistemas implicados un instrumento que les permita coordinar sus actuaciones en el desarrollo de este tipo de intervenciones. No en vano, el texto recoge la necesidad de "concretar" los mecanismos necesarios de coordinación y cooperación que sean "imprescindibles" para prestar una atención "global, eficaz y de calidad" a las necesidades del alumno y sus familias. De ahí que hable de los planes individuales de intervención.

También contempla que el sistema sanitario deberá "colaborar" en la prestación de la atención sanitaria que se establezcan en el plan individual integral de cada alumno así como facilitar la formación sanitaria a los profesionales de los centros educativos. Por lo tanto, la orden no menciona, como tal, la figura del enfermero escolar.

Respecto al apartado de cooperación entre consejerías, aparece que, una vez que Educación remita la documentación, la Gerencia Regional de Salud formulará una "propuesta de asignación" de profesionales a cada centro educativo. Posteriormente, la Consejería de Educación comunicará a cada centro educativo el número y tiempo de atención de los sanitarios asignados. Además, se especifica que todos los centros dispondrán de un botiquín y que la dirección del colegio o instituto debe organizar la custodia, el acceso y la administración de medicamentos.