Jueves, 24 de enero de 2019
Bracamonte al día

El mercadillo se reorganizará el próximo jueves en la plaza Nueva tras registrarse un acuerdo total de los vendedores

PEÑARANDA | Representantes de los vendedores presentaban hoy el documento con la firma de la práctica totalidad de ellos por lo que el cambio al interior de la plaza de los puestos de Severo Ochoa se producirá de inmediato
Representantes de los vendedores del mercadillo han presentado el documento con el acuerdo y las firmas para el cambio en el mercadillo semanal
Los vendedores del tradicional mercadillo semanal parecen haber llegado a un acuerdo definitivo para comenzar ya mismo la reorganización de sus puestos tras las quejas iniciales que afectan especialmente a los situados en la Travesía Severo Ochoa.
 
Representantes del colectivo han entregado este jueves en las oficinas del Ayuntamiento de Peñaranda un documento en el que se plasma el acuerdo global, que ha recibido el respaldo en forma de firma de la práctica totalidad de los tenderos, condición indispensable impuesta por el consistorio para comenzar a valorar un posible cambio de ubicación de dichos espacios, que por el momento y de manera temporal, se mantienen en la plaza Nueva, la travesía mencionada y la calle Ramón y Cajal debido al inicio de las obras en la plaza de la Constitución.
 
De esta manera, tras presentarse el documento con todas las firmas y ser registradas por el Ayuntamiento, será este último el que comience con los trámites necesarios para que sea el próximo jueves cuando los puestos situados en la travesía se coloquen en el interior de la plaza Nueva, reorganizando así el espacio, que según las primeras estimaciones podría albergar más de una veintena de ellos, quedando el resto en el acceso al ágora y la calle Ramón y Cajal.
 
Con la presentación y validación del acuerdo termina así una polémica que se ha mantenido encendida desde que el mercado comenzara su actividad en esta nueva zona, donde las quejas por el frio y los olores han sido una constante que llevaban finalmente a comerciantes y autoridades a reunirse a mediados del mes de diciembre para tratar de alcanzar un acuerdo con el que buscar posibilidades de readaptación en los espacios internos de la plaza Nueva, algo a lo que se comprometía la alcaldesa de la ciudad, Carmen Ávila, y el primer Teniente de alcalde, Francisco Díaz, siempre que hubiera acuerdo total entre todo el colectivo y este llegara abalado por las correspondientes rubricas, algo que hoy finalmente se ha hecho efectivo.