Jueves, 24 de enero de 2019
Bracamonte al día

Música, emoción y diversión protagonizan en gran festival solidario ‘Una Sonrisa para Ainhoa’

PEÑARANDA | Las butacas se llenaban una vez más de público para participar en este evento que buscaba recaudar fondos para conseguir el perro adiestrado para la pequeña, que padece una rara enfermedad genética
Diez artistas y butacas llenas de público protagonizaban el festival solidario de Navidad "Una Sonrisa para Ainhoa"
Ha sido sin duda la noche de la solidaridad con mayúsculas, y una vez más Peñaranda ha vuelto a responder en masa para involucrarse en una velada benéfica en la que la música, la diversión y las emociones han vuelto a ser grandes protagonistas durante dos horas de espectáculo.
 
El teatro Calderón volvía a llenarse una vez más de público para vivir el gran Festival Solidario de Navidad que este año, bajo el título ‘Una Sonrisa para Ainhoa’ buscaba recaudar fondos para tratar de conseguir los 12.000 euros necesarios para la adquisición de un perro adiestrado especialmente para la pequeña Ainhoa, una niña de siete años, natural de Villaflores, que padece una rara enfermedad denominada microdeleccion, una deficiencia genética que la provoca numerosas problemáticas psíquicas y emocionales en su día a día.
 
Este era el fin y este el llamamiento a participar en una noche en la que la música del grupo de Canto y Percusión Alhacena, los dulzaineros Alborada, el grupo Folclórico Los Cuatro Caños, la guitarra clásica de Julio Sánchez, Sinfo Arroyo, la pequeña Aratza Pérez Pérez, el grupo infantil de baile El Roció, los grupos Arena y Evohé y la Comparsa Peñarandina han sido los grandes protagonistas sobre el escenario, dentro de un espectáculo conducido por Raquel Martín y Raúl Blázquez.
 
A todos ellos, como no podía ser de otra forma, se han unido las sorpresas y el buen humor, y más tratándose este viernes de la festividad de los Santos Inocentes, fecha muy presente durante el acto ya que a través de simpáticos muñecos típicos de las ‘inocentadas’ se sucedieron los sorteos de regalos ofrecidos por el Ayuntamiento y diversas empresas de la ciudad que también quisieron estar presentes en la causa.
 
En definitiva, una noche especial, que tenía su momento más emotivo cuando Elisabeth, madre de Ainhoa, subía al escenario para explicar la problemática de su hija y mostrar un emocionado agradecimiento por el apoyo ciudadano, que en esta velada se ha traducido en 450 euros recaudados en taquilla y que irán íntegramente destinados a esta causa, que además cuenta con la colaboración de media docena más de localidades de la comarca peñarandina.