Martes, 18 de diciembre de 2018

Una inversión de 4,5 millones en el Canal de Zorita modernizará casi 500 hectáreas de regadío en Almenara, Valverdón y Juzbado

La sustitución del actual sistema de riego beneficiará a 283 regantes que ahorrarán agua, contaminarán menos y mejorarán la rentabilidad de las explotaciones
Celestino Sánchez, Alejandro Alonso, Jorge Llorente, Virginia Bárcones y Encarnación Pérez

Una inversión de 4,5 millones de euros permitirá la mejora y modernización del regadío de la comunidad de regantes del Canal del Zorita tras la firma del convenio en un acto presidido por la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Bárcones, que ha contado con el presidente de SEIASA, Alejandro Alonso; el presidente de los regantes, Celestino Sánchez; la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez y el viceconsejero de Desarrollo Rural de la Junta, Jorge Llorente.

Las obras, financiadas con Fondos Feader, con un 74% del coste total aportado por SEIASA y el 26% restante por la Consejería de Agricultura, consistirán en la sustitución del actual sistema de riego a pie por otro presurizado y afectarán a 462 hectáreas en los términos municipales de Almenara de Tormes, Valverdón y Juzbado, correspondientes a 283 regantes.  Con estas actuaciones en la red de riego, depósito de regulación y telecontrol, la delegada del Gobierno destacó la importancia de la colaboración entre el Gobierno central y la Junta para conseguir el objetivo último de la modernización de los regadíos de la comunidad, un reflejo “perfecto de lo que debe ser la acción conjunta y coordinada de las instituciones al servicio de la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos”.

Asimismo, Bárcones detalló que se construirá un depósito elevado de regulación con capacidad para unos 20.000 metros cúbicos, además de una tubería de impulsión a este depósito y redes de distribución tanto principales como secundarias. Importantes serán las ventajas para los agricultores tras la modernización del canal, como un ahorro de agua de casi el 25% “por lo que pueden afrontar con más garantía el riego en periodos de sequía”, a las que se suman la reducción de la contaminación difusa “al reducir el abono hasta en una cuarta parte”, así como la mejora de la rentabilidad de las explotaciones “por ser hasta un 35%o más barato regar en las zonas modernizadas, explicó Bárcones.  

La delegada del Gobierno recordó que a este convenio para la modernización del regadío, se suman otras cinco actuaciones en la Comunidad. Firmados ya los de las comunidades de regantes del Canal del Páramo (León) y Páramo Bajo de León y Zamora y  del canal de Pollos, en Valladolid, “quedan pendientes las firmas de los convenios con los regantes del Canal de Castronuño, en Valladolid, y el Canal de Pisuerga, en Palencia”.  Las seis obras que se van a ejecutar en Castilla y León en los próximos años suponen una inversión que asciende a casi 80 millones que modernizará 12.000 hectáreas y beneficiará a cerca de 3.000 agricultores. Formarán parte de estas 100.000 hectáreas de regadíos en Castilla y León que ha modernizado SEIASA en lo que va de siglo. Han sido hasta la fecha 61 actuaciones para 29 comunidades de regantes diferentes de las que se han beneficiado 40.000 productores. La inversión total de estas actuaciones superan los 500 millones de euros.

En la misma línea, Jorge Llorente destacó las ventajas sociales que reporta la modernización del regadío para el medio rural, recordando que la modernización del Canal de Zorita se inició con la ejecución de las obras correspondientes a la Consejería a través del ITACYL con una inversión de 1,2 millones, ya finalizada, destinada a una captación en el río, estación de bombeo con tres motobombas así como obras eléctricas de baja y media tensión. Llorente hizo referencia a la inversión de 300 millones destinados a la modernización de más de 40.000 hectáreas de la Comunidad, a las que  se sumarán otras 20 modernizaciones. “Los agricultores se han dado cuenta de la importancia que es modernizar”.

España es el país de la UE con más superficie de regadío, casi cuatro millones de hectáreas regadas, un 14% de la superficie agraria útil, en la que se cultiva dos terceras partes de la producción final vegetal. En Castilla y León hay más de 500.000 hectáreas de regadío en tierras de cultivo frente a los 3 millones de hectáreas de secano.