Domingo, 20 de octubre de 2019

Relación Médico-Paciente

Este fin de semana ha tenido lugar en Madrid la VI Convención de la Organización Médica Colegial para que los representantes de los distintos colegios profesionales provinciales y expertos reunidos analizarán y reflexionaran de los temas actuales que tiene planteada la Sanidad española y los problemas a los que se tiene que enfrentar cada día los profesionales que ejercen la Medicina con independencia de especialidad y/o lugar de trabajo. Como tema principal se ha abordado la relación médico-paciente porque se quieren que esta relación interpersonal y profesional se declare patrimonio inmaterial e intangible de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Este interés viene dado por la importancia que ha tenido y tiene en el ejercicio de la profesión médica y, porque su evolución sido positiva a los largo del ejercicio de esta profesión; pero que en la Sociedad actual empieza estar amenaza por muchos factores como los progresos tecnológicos y científicos y los avances tecnológicos por una parte y la falta de valores por otro, como falta de respeto, desconfianza, ideas y noticias falsas, falta de educación, agresividad y agresiones, etc., ponen en peligro el componente más esencial en cualquier consulta y procesos asistencial, la relación de confianza y de sinergias compartidas e información que tiene que tener una buena relación médico-paciente. En esta relación intervienen, como en todos los fenómenos sociales, múltiples factores que dependen de ambos protagonistas. Del médico depende fundamentalmente la competencia profesional o profesionalismo porque debe tener una adecuada conducta, una competencia y preparación científica con capacidad de escuchar, dedicar tiempo y, comunicarse adecuadamente con el paciente valorando también la comunicación no verbal. Por otra parte, el enfermo debe tener confianza en su médico y comunicar sus problemas y dolencias con sinceridad y con la única intención de mejorar su Salud, Calidad de Vida y Bienestar.

Actualmente, dentro del profesionalismos médico se encuadra los valores que tienen que tener los médicos, las actitudes que deben presidir la consulta y los actos médicos y procesos asistenciales y, la ética. Todo ello para conseguir información relevante y adecuada para consensuar con el paciente la forma de afrontar y gestionar científicamente y humanamente los problemas de Salud, las enfermedades, la cronicidad y el envejecimiento y, el final de la Vida. Todos estos procesos asistenciales y de atención deben estar presididas por la toma de decisiones basadas en pruebas sensibles (evidencias científicas) en las que debe participar el paciente para que de manera activa gestione adecuadamente y, con motivación y positividad las medidas que se van a realizar para mejorar su Salud, prevenir enfermedades y/o rehabilitar la capacidad perdida por el paciente.

En mi opinión, la forma de mejorar la relación pasa por formar en competencias profesionales y humanas de los profesionales de la Medicina, empezando en el Grado de Medicina, siguiendo en las especialidades y postgrado y, continuar con su puesta al día con la Formación Continua y Desarrollo Profesional Continuo. El resultado será una relación con mayor efectividad y afectividad profesional y humana. Todo lo cual redundará en la mejora y promoción de una relación médico-paciente más saludable y satisfactoria para ambos, para el médico y el paciente.

 

JAMCA