Viernes, 16 de noviembre de 2018

Europa pone fecha a los neumáticos clase ‘F’ por ser menos eficientes

La resistencia a la rodadura influye en el consumo de combustible del vehículo; a mayor resistencia, mayor consumo
Los neumáticos menos eficientes, en el punto de mira de Europa

Aunque en virtud del contenido del Reglamento (CE) nº661/2009, desde mes de noviembre se ponía fin a la comercialización de neumáticos de turismo y camioneta dentro de la UE, de clase ‘F’ en resistencia a la rodadura, así como aquellos de clase ‘E’ de camioneta cuyo coeficiente de resistencia a la rodadura sea superior a 9, finalmente habrá una moratoria de 30 meses. Tal y como han señalado días atrás desde la Comisión de Fabricantes de neumáticos, los neumáticos calificados como “F” en resistencia a la rodadura en la etiqueta europea del neumático fabricados con anterioridad al 1 de noviembre de 2018, es decir, aquellos que talleres, distribuidores o mayoristas aún tengan en stock, podrán ser puestos a la venta durante dos años y medio más.

Tal y como señalan desde la Comisión de Fabricantes de Neumáticos, “la legislación europea atribuye a los neumáticos de baja resistencia a la rodadura un papel esencial a la hora de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del tráfico por carretera”. “No en vano”, añaden, “casi el 20% del consumo de combustible de nuestros vehículos tiene que ver, precisamente, con este factor, por lo que cualquier mejora en las cubiertas se notará rápidamente en nuestro bolsillo. Por ello, la prohibición de comercializar en el territorio de la UE aquellos neumáticos menos eficientes contribuirá no solo a reforzar el papel del consumidor, sino a mejorar la calidad del aire que respiramos”.

A este respecto, la OCU también recuerda que la resistencia a la rodadura influye en el consumo de combustible del vehículo; a mayor resistencia, mayor consumo y, por lo tanto, mayores emisiones contaminantes. Asimismo, en caso de tener que cambiar los neumáticos del vehículo recomiendan comprobar, antes de comprar, a qué clase pertenecen, fijándose en su etiqueta energética. En 2014 ya se prohibieron los neumáticos de clase "G", también considerados menos eficientes.