Sábado, 17 de noviembre de 2018

Usar los comparadores de precios para el alquiler de coches para beneficiarse de los tarifas más baratas

Infinidad de empresas compitiendo por ocupar, con sus respectivas páginas, las
primeras posiciones en los buscadores mediante amplias campañas en las que todos
aseguran ofrecer los precios más baratos y los mejores servicios

En un momento en el que existen comparadores de precios por Internet para
prácticamente cualquier tipo de productos y servicios. Aquí nos centraremos en el
segmento dedicado a comparar precios de alquiler de coches. En él encontramos
infinidad de empresas compitiendo por ocupar, con sus respectivas páginas, las
primeras posiciones en los buscadores mediante amplias campañas en las que todos
aseguran ofrecer los precios más baratos y los mejores servicios.


Ante esta saturación de información, hemos decidido recurrir a Booking Centre Online
(BCO)
que, a punto de cumplir 18 años online, es una de las webs más veteranas del
sector. Así, les hemos pedido que nos destripen los entresijos del sector y nos ofrezcan
algunos consejos para no dejarnos llevar por la impulsividad seductora de los precios
ridículamente baratos y conseguir nuestro coche de alquiler al mejor precio final. Para
ello, ejemplarizaremos el proceso mediante dos casos con datos reales de precios y
condiciones a la hora de escribir estas líneas.


Caso I: una semana de alquiler en un popular destino turístico.


Para nuestro primer ejemplo, hemos decidido reservar un coche de alquiler en
Málaga
, un importante destino turístico realizando nuestro presupuesto en el
Aeropuerto. El periodo de alquiler abarca 7 días del 12 al 19 de octubre. Aun habiendo
opciones más económicas nos fijamos en un coche mediano por 0,99 euros al día (Seat
Leon, Ford Focus, Opel Astra o similar). Al seleccionar este coche, nos permite elegir
entre tres posibles ofertas: Básica por 0,99 euros al día (6,93 en total); Lleno/Lleno por
2,22 euros al día (total 15,54); y la Premium por 17,31 euros al día (total 121,17).
Ahora veremos la razón de estas diferencias.


Lo primero a destacar es que la opción Premium incluye el seguro a todo riesgo sin
franquicia, que en caso de contratarse por separado supondría sumar al precio 16,53
euros al día (115,71 en total). Vemos que tampoco incluye la opción de combustible
Lleno/Lleno, por lo que tendremos que pagar un depósito de combustible a la hora de
recoger el coche al precio estimado por la compañía Rent A Car más un cargo que ellos
denominan de “Operaciones y Logística” que suele rondar los 25 euros.

Por último, en la opción Básica se realizará un bloqueo en la tarjeta de crédito de 1.200 euros, que se
desbloqueará al comprobar que se ha devuelto el coche en perfectas condiciones.
De este modo, en la opción básica pasamos de un precio total de 6,93 euros a unos
147,64 (en las más o menos las mismas condiciones que la opción Premium que sale
por 121,17 euros). Estas mismas comparaciones son aplicables, no solo entre las tarifas
de un proveedor, también entre las tarifas de diferentes proveedores. Tampoco hay
que olvidar que los precios están continuamente actualizándose, por lo que si ve una
tarifa muy ventajosa lo mejor es reservar al momento, siempre racionalizando los pros
y contras y fijándose en la posibilidad de que existan gastos de cancelación.

Caso II: Recoger y devolver el coche en diferentes oficinas (One Way).


En este segundo ejemplo, además de lo mencionado antes, hemos decidido recoger el
coche en una oficina local y devolverlo en otra oficina diferente. Para este caso, el
presupuesto lo hacemos comparando precios de coches de alquiler en Salamanca, y
devolviéndolo en el aeropuerto de Valencia, seleccionando un coche mediano para 7
días. A primera vista, podemos ver tarifas con condiciones aparentemente similares y
precios parecidos para las mismas categorías de coches en distintas compañías. La
diferencia surge cuando comprobamos que incluye/no incluye el precio de cada
proveedor. Ya que algunos incluyen el coste del One Way y otros no, lo que puede
incrementar el precio en algunos casos hasta unos 500 euros.

Para resumir:


A modo de conclusión, resumimos algunas pautas para que a la hora de recoger el
coche, o al finalizar el periodo de alquiler, no se encuentre con alguna sorpresa
inesperada que termine encareciendo el precio final del servicio.

• Fijarse en las tarifas: en todas estas páginas podremos encontrar, muchas
veces, precios de coches de alquiler desde unos pocos céntimos al día. Estas
tarifas, normalmente, se corresponden con servicios muy básicos que en la
mayoría de las ocasiones requieren costes adicionales no incluidos en el precio.

• Como estar seguro de lo que voy a pagar: en la página web de BCO nos
ofrecen un apartado con Qué incluye/No incluye cada tarifa, en la que se
detallan los servicios que obligatoriamente se deberán contratar, en algunos
casos, al recoger el coche de alquiler y los extras opcionales no incluidos.


• Revisar bien el vehículo al recogerlo y devolverlo: sobretodo, si no ha
contratado un seguro a todo riesgo sin franquicia, conviene revisar las
condiciones del coche a la hora de recogerlo y hacer constar al encargado
cualquier daño o desperfecto que ya tenga el vehículo, por pequeño que sea.
Tampoco está de mas hacer fotos que puedan servir de prueba a la hora de
reclamar un daño que no se ha producido mientras el vehículo estaba bajo su
responsabilidad.

• ¿Vale la pena recurrir a estas páginas? Sin ninguna duda... ¡Si! Podrás ahorrar
considerablemente tiempo y dinero recurriendo a los comparadores de precios
para el alquiler de coches, pero siempre leyendo con atención las condiciones
de reserva de cada proveedor y eligiendo en cada caso la opción que mejor se
ajuste a sus necesidades en cuanto a relación calidad/precio.

En definitiva, puede obtener muchas ventajas gestionando sus reservas a través de
estos servicios que le permiten encontrar coches de alquiler de forma rápida y sencilla,
además de comparar tarifas y condiciones de diversas empresas Rent A Car. Pero ello
no implica no tomar las precauciones pertinentes a la contratación de cualquier
servicio por Internet. Además de recurrir a una web de confianza, como en este caso la
de BCO, que ofrece estos servicios desde 2001.