Sábado, 17 de noviembre de 2018
Alba de Tormes al día

Pastelería La Teresiana se llena de buñuelos, yemas y huesos de santo para celebrar el día de Todos los Santos

Estos dulces son los más típicos y los que gozan de una mayor demanda por parte de los clientes en estas fechas tan señaladas

Como marca la tradición pastelera, coincidiendo con el final del mes de octubre y la entrada del mes de noviembre, la pastelería La Teresiana comienza a llenar sus estantes y escaparates de buñuelos, huesos de santo y sus propias y particulares yemas acarameladas para conmemorar y celebrar el día de Todos los Santos.

Nunca puede faltar lo tradicional, como por ejemplo los históricos buñuelos de sabores tan conocidos como la nata, la crema o el chocolate. Una tradición gastronómica propicia para los paladares más golosos.

Otra clase de dulces que tampoco pueden faltar son los huesos de santos, de tan variopintos sabores como la yema, chocolate, praliné de almendra, frambuesa o dulce de leche, y realizados tan cuidadosamente uno a uno que se convierten en verdaderas obras de arte con forma de dulce.

A los buñuelos y huesos de santo se suma otro dulce que es casi ‘propiedad’ exclusiva de ‘La Teresiana’ desde hace tantos años que ni siquiera en la pastelería recuerdan de cuando data. Son las yemas acarameladas; yemas con frutos secos y un baño de caramelo que conforman uno de los dulces históricos de la pastelería La Teresiana para el Día de Todos los Santos.