Sábado, 17 de noviembre de 2018

El televisivo José Pinto será Montanero Mayor en el Día de la Montanera de la Diputación de Salamanca

El evento se llevará a cabo el próximo 17 de noviembre en la finca Gusende Moscosa, de Antonio Palla

José Pinto ha demostrado una profunda vinculación y defensor de su tierra

El ganadero de la localidad de Casillas de Flores, José Pinto, popular por sus exitosas apariciones en programas de televisión, será nombrado Montanero Mayor durante la celebración del Día de la Montanera de Castilla y León que organiza la Diputación de Salamanca para ensalzar la vinculación de la provincia de Salamanca con el mundo del ibérico.

La organización del evento ha decidido nombrar Montanero Mayor a este salamantino por su profunda vinculación con su tierra y por ejercer de excelente embajador de la misma en los programas de repercusión nacional en los que ha participado. 

Este evento, que se llevará a cabo el próximo 17 de noviembre en la finca Gusende Moscosa, de Antonio Palla (Ledesma), aúna turismo y gastronomía en torno a una fiesta que tiene al ibérico como protagonista.

Se trata de un reclamo turístico especializado en el ámbito gastronómico, que se suma a la oferta de naturaleza, patrimonio y folclore que ya está arraigada en la provincia.

La cría del ibérico tiene una amplia repercusión en la economía de la provincia y se ha convertido en una seña de identidad propiamente salmantina. Los productos ibéricos tienen una fama internacional y a través de esta fiesta se trata de potenciar el tipo de vida que lleva el animal en la dehesa.

Durante la montanera, el cerdo ibérico vive en libertad, permanece en movimiento y se alimenta de las bellotas, por lo que de forma natural llega a alcanzar los 160 kilos. Esta forma de crianza es clave para dar a nuestros productos ibéricos su apreciado sabor y su aroma especial. 

En la anterior edición, el actor salmantino José Antonio Sayagués fue quien recibió el título honorífico de Montanero Mayor en la primera celebración de esta fiesta, que tiene como objetivo convertirse en referencia entre las citas gastronómicas de Castilla y León, por su originalidad y carácter único.