Jueves, 12 de diciembre de 2019

Quizás no sabe querer de otra manera...

Dentro del corazón se libra una batalla

de la guerra que nunca termina estando vivos.

RAQUEL LANSEROS

Hablar de sentimientos que afloran después de tanto tiempo enterrados. Pensamos siempre que esta vez será la última, pero vuelven como la marea.

Formas de amar, ¿quién tiene la clave del misterio del amor? Escondido en una mirada o en el roce de una mano. Es como una cerilla que se enciende de pronto, crea un fuego nuevo, distinto a los anteriores, depurado.

Huir del amor es la alternativa, de no vivir es sinónimo. Al final cada cual elige su destino.

Hay otros tipos de amor que llenan nuestro día a día: el familiar, la amistad, el amor hacia tu mascota también o hacia la naturaleza en general. A veces somos exigentes, no queremos que nos amen como ellos quieren, ponemos normas, construimos fortalezas con cada piedra, con cada reproche. Creemos que no nos quieren porque no cumplen con nuestra expectativa irrealizable de no fallarnos nunca o de no ser perfectos.

Hasta que después de darte años contra la misma pared, decides comenzar a derribar murallas que creías infranqueables, que llevabas muchos años reforzando.

Quizás no saben querer de otra manera…

Te liaste a patadas contra la muralla, te sangraban las manos de empujar. Dolor. La libertad tiene un precio, perdiste muchas cosas en el camino, mucha gente quedó atrás, te encontraste a ti misma en esencia aunque ya no eras la misma.

Allanas el terreno, dejas entrar de nuevo a gente en tu vida, te muestras al mundo en tu fragilidad y eso te hace valiente. Cosechas los frutos que recogerás en el futuro, limpias el jardín de tu pasado.

Todavía queda mucho camino por andar, cada día se presenta como un nuevo reto para desaprender lo aprendido, para luchar.

  

    ILUSTRACIONES DE BERTA PENA.