Miércoles, 21 de noviembre de 2018
Bracamonte al día

Los ladrones desvalijan el restaurante El Oso y el Madroño, huyendo con un botín superior a 10.000 euros

PEÑARANDA | Se hicieron con la recaudación de las máquinas, embutido y vinos de gran valor
Los ladrones comenzaban el golpe desmontando una de las ventanas de la entrada principal del restaurante
Los ladrones han vuelto a hacer acto de presencia en la ciudad, esta vez en el restaurante el Oso y el Madroño, dejando tras de sí un importante golpe llevado a cabo en una aparente minuciosa operación.
 
Los hechos se producían durante la madrugada del pasado martes cuando los cacos accedían al interior del establecimiento desmontando una de las cristaleras de los comedores y, una vez dentro, el robo se centraba en las máquinas recreativas y la del tabaco. Una a una las fueron sacando al exterior del local, llevándolas hasta un terreno cercano y, una vez allí, procedieron a descerrajar los cierres y hacerse con la totalidad de la recaudación.
 
Además de estas, los ladrones inspeccionaban las diferentes estancias, llevándose a mayores del dinero una buena cantidad de embutidos y vinos de gran valor, seleccionados al detalle de entre su amplia bodega, huyendo finalmente del lugar con un botín que, según las primeras estimaciones, superaría los 10.000 euros. 
 
Era el personal del restaurante quien descubría lo sucedido a primeras horas de la mañana. Se da la circunstancia de que uno de los dueños se encontraba durmiendo en la primera planta y no se ha percatado de ningún ruido o movimiento extraño durante la noche por lo que las primeras hipótesis apuntan a que el robo podría haber sido realizado por una banda organizada. La Guardia Civil se ha hecho cargo del caso, abriendo una investigación para esclarecer lo sucedido, mientras la Policía Científica ha recogido rastros y huellas para tratar de dar con la identidad de los asaltantes.