Jueves, 14 de noviembre de 2019

YMCA Salamanca da respuestas a las necesidades de las personas desempleadas

Más de 130 empresas de Salamanca han contribuido a la inserción laboral de 199 jóvenes desde la puesta en marcha de este programa
Equipo técnico del área de Empleo de YMCA Salamanca y usuarios del programa POEJ

“El empleo es un factor clave para la plena integración social”. Es una de las premisas de la ONG YMCA, con sede en Salamanca entre los 19 centros con los que cuenta actualmente en distintas ciudades de España, que también trabaja para dar respuestas a las diferentes necesidades de las personas en situación de desempleo, a través de herramientas como la Agencia de colocación (acreditada por el Servicio de Empleo Estatal para la intermediación laboral y contando con una base de datos de un millar de usuarios en Salamanca) y los Itinerarios de orientación profesional. Desde 2016 YMCA ha desarrollado el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) ‘Itinerarios Individualizados de Orientación Profesional’, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil.

Dirigido a los jóvenes de jóvenes de entre 16 y 29 años que no se encuentren ni estudiando ni trabajando y sean beneficiarios del Sistema de Garantía Juvenil y cuyo objetivo es favorecer su incorporación al mercado laboral, a la educación o a la formación. 136 empresas en colaboración con YMCA han ayudado en Salamanca a la inserción laboral de 199 jóvenes desde que empezó el proyecto, habiendo atendido a 326 participantes en total. 

  Un millar de usuarios en la base de datos de la Agencia de colocación de la ONG

“YMCA tiene diversos programas de empleo, pero con este nos hemos centrado en los jóvenes porque aparte de estar financiado por el Fondo Social Europeo, lo que nos ha permitido que sea totalmente gratuito para las empresas que colaboran y para los usuarios, el mayor número de desempleados actualmente en España está entre los menores de 30 años”, explica Violeta Menor, técnico de empleo y prospectora laboral de YMCA. “El centro de la intervención es el usuario”, subraya, “intentamos, desde el equipo y la orientación sobre todo, ajustar las expectativas a las realidades siempre desde la motivación y siempre pensando que el usuario es el centro”. “Para nosotros”, añade, “una buena evaluación es que cuando un joven termina un programa sea el que nos recomiende”, y eso se ha constatado con la buena acogida que ha tenido el programa POEJ, y al que espera dar continuidad en breve con un nuevo programa para trabajar con jóvenes.

A la situación de desempleo o inactividad formativa hay que sumar en ocasiones la desorientación. “¿Qué puedo estudiar?”, “¿dónde puedo buscar empleo?”, “¿cómo se prepara una entrevista de trabajo?”, “¿está bien hecho mi currículum?”, son algunas de las preguntas que los orientadores y técnicos de YMCA ayudan a resolver con orientación, acompañamiento y apoyo, “aportando las estrategias y pautas para una búsqueda de recursos que son necesarios e individuales”, explica Violeta Menor. Cada usuario obtiene información y orientación útil para la búsqueda de empleo, así como recursos para mejorar su empleabilidad a través de formaciones en competencias trasversales. “Creamos un itinerario personal con ellos, un documento vivo que a nosotros nos permite evaluar y al usuario constatar todo lo que han conseguido al final del programa”.

“La formación y la actitud son claves”, apunta, “por eso es muy importante el trabajo en equipo y la coordinación con los orientadores para saber quién está preparado para pasar a la prospección laboral, para ser presentado a las ofertas de empleo de las empresas”.  

  Programa POEJ, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil

“Facilitamos los procesos de selección, no hay ningún compromiso de contratación para la empresa, se firman acuerdos de colaboración y, de hecho, desde YMCA España estamos trabajando para dar visibilidad a las empresas colaboradoras porque evidentemente si no fuera por ellas este programa no podría funcionar”. “Si hay una contratación realizamos un seguimiento tanto con la empresa como con el usuario, porque tan importante como conseguir un trabajo es mantenerlo”, añade al respecto.

Agencia de colocación

Desde YMCA hacen un llamamiento a las empresas para seguir colaborando en acciones que permitan dar respuesta a la inserción laboral. “Cuando una empresa tenga una oferta de trabajo nos puede enviar un correo con los datos de la oferta a empleosalamanca@ymca.es. No solo les mandamos perfiles, también información sobre las subvenciones que hay para la contratación, si han salido ayudas externas..., siempre estamos muy pendientes, no solo nos limitamos al proceso de selección, intentamos que cuando la empresa contrata también salga de alguna manera beneficada de esa contratación”.

YMCA edita todos los viernes un boletín de información con ofertas de empleo que se envía a todos los usuarios inscritos en la base de datos de la Agencia de colocación, y además ha creado un aula digital (viernes de 11 a 13 horas en la calle Brocheros) donde “hay personal de apoyo para resolver todas sus dudas, por ejemplo, sobre cómo inscribirse en las ofertas de empleo”.

Beatriz Oviedo, usuaria del Programa POEJ

“Desde la Educación reglada no te preparan para la búsqueda de empleo”

Una experiencia “positiva”, sobre todo “por la orientación personalizada” y “porque han confiado en mí” para “dar lo mejor”. Beatriz Oviedo, Grado en Trabajo Social, es una de las participantes en el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) ‘Itinerarios Individualizados de Orientación Profesional’, y que además durante estos tres meses de verano se ha sumado al equipo de YMCA Salamanca. Su experiencia es un buen ejemplo de la labor desarrollada por la ONG en el área de empleo y juventud, donde “la sobrecualificación de los jóvenes, la falta de oportunidades del mercado laboral” o que “desde la Educación reglada no te preparan para la búsqueda de empleo” son, como señala, los principales obstáculos para la inserción laboral de los jóvenes. “Recomiendo venir a YMCA porque, a diferencia de otras orientaciones, aquí te ayudan de una manera más personalizada y te dan muchos recursos diferentes”.

Iker Sierra, usuario del Programa POEJ

“Como experiencia, muy bien, me ha ayudado a empezar a estudiar Bachillerato”

Orientación y motivación han sido dos de los claves para que Iker Sierra, de 18 años, haya sacado el mayor partido posible a su participación en el programa POEJ. “Como experiencia, muy bien, positiva, además me gusta el trabajo en equipo y el ambiente ha sido agradable”, apunta, pero en su caso hay mucho más, porque “me ha ayudado a sacarme el título de ESO y a empezar a estudiar Bachillerato Artístico”, porque ahora Iker tiene claro por dónde encauzar su futuro formativo, y se decanta por estudiar Bellas Artes. La formación es fundamental para la inserción laboral, pero al igual que a otros jóvenes le preocupa “la falta de oportunidades”.
Sin duda, recomienda venir a YMCA, “ahora tengo un currículum impecable, y cualquier cosa que necesito, me ayudan, como por ejemplo, con la matrícula del curso”.