Martes, 23 de octubre de 2018

“El PP vuelve a oponerse a que las competencias de la enseñanza de 0 a 3 años las asuma Educación”

La procuradora del PSOE por Salamanca defiende que las escuelas infantiles de las entidades locales y los centros privados pasen a depender de la Junta

Ana Muñoz de la Peña y Fernando Pablos, procuradores del PSOE por Salamanca

La portavoz de Familia del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León y Procuradora del PSOE por Salamanca, Ana María Muñoz de la Peña, ha lamentado “que el PP haya vuelto a oponerse a que las competencias de la educación de 0 a 3 años las asuma la Consejería de Educación y no la de Familia”.

De esta manera se ha manifestado Ana Muñoz de la Peña durante la defensa de una moción socialista en esta materia, que fue rechazada con los votos de la mayoría del PP, y que pretendía “dar solución a un problema y a corregir un desequilibrio entre las consejerías de Familia y Educación”.

Según ha argumentado la procuradora socialista salmantina “se hace necesario dar solución a un problema no resuelto por la confusión entre educación y asistencialismo”. Y es por esto por lo que ha pedido el apoyo de los grupos para que estas competencias pasen a la Consejería de Educación, al tiempo que aquellas escuelas infantiles de competencia y titularidad de las entidades locales y los centros privados pasen también a depender de la Consejería de Educación.

Al mismo tiempo, solicitaba que se ingresase a las entidades locales, con efecto retroactivo, el importe correspondiente a las ayudas y subvenciones, dejadas a percibir desde el año 2012, para el mantenimiento de las escuelas infantiles de 0 a 3 años y que se financiase adecuadamente todas las guarderías de titularidad de las entidades.

Finalmente, la parlamentaria socialista por Salamanca solicitaba con esta iniciativa que se acabase con la doble red, asistencial y educativa, y que se integrasen todos los centros en una sola Red de Escuelas de Educación Infantil con carácter plenamente educativo, adaptando los centros escolares existentes y aumentando la oferta de plazas que atienda a las necesidades educativas de los niños de 0 a 3 años autorizados por la Consejería de Educación y supervisadas por la Inspección Técnica Educativa asegurando la calidad.