Jueves, 13 de diciembre de 2018

El Pilar en Salamanca

Salamanca acogía en los días pasados los actos con motivo de la Semana de la Guardia Civil en honor a su patrona la Virgen del Pilar

La tradición de la Virgen del Pilar goza ya de largo recorrido en la historia de los pueblos de España. Se dice que, mientras el apóstol Santiago anunciaba el evangelio de Jesucristo en las riberas del Ebro y se sentía desalentado por la dura mollera de los aragoneses y, en general, de los habitantes de la península ibérica, entonces bajo el dominio de los romanos, fue confortado y alentado a seguir adelante en su tarea apostólica mediante la aparición de la Virgen María, que todavía habitaba en este mundo en carne mortal; ella se le apareció, según la tradición, en lo alto de una columna, quizá recordando que Dios había animado a su pueblo de Israel, haciéndose presente en forma de una columna, de nube serena en el día y en forma de fuego en la noche.

A partir de este encuentro entre la Madre de Dios y el apóstol, los españoles aceptaron la doctrina y el modo de vida anunciado por Jesucristo y los apóstoles, y se han sentido siempre bajo la protección de tan buena Señora. Y bajo su protección se mantiene para la comunicación de la fe en el Nuevo Mundo y en los otros lugares a los que llegó el nuevo impulso de la evangelización, tanto en América como en Filipinas y otros lugares en los que España se hizo presente.

Con razón se pusieron las tierras de España e Hispanoamérica bajo el manto protector de la Virgen del Pilar, encontrándose réplicas de esta típica imagen en muchos lugares de aquellos territorios. Y se ha considerado a María como patrona de las tierras aragonesas, pero también de los pueblos de España. En algunas ocasiones, en razón de ese patronazgo y, teniendo en cuenta que el 12 de octubre fue la fecha en la que el almirante Cristóbal Colón llegó a las Indias por el occidente, se ha considerado la fecha como el Día de la Hispanidad. E incluso se celebra la jornada como la fiesta nacional de España.

De modo particular, se encomienda y está bajo su valiosa protección la meritoria institución de la Guardia Civil española. En ella se inspiran, al menos los creyentes cristianos, para fortalecer su espíritu de protección sobre los desposeídos de la justicia propia de la dignidad de todo hombre, o los amenazados con cualquier peligro natural o humano.

En estos primeros días del mes de octubre, se hacen todo tipo de reconocimientos hacia la Guardia Civil, y se practican desfiles y diversos actos militares. Estas manifestaciones, que se hacen cada año, buscando la descentralización, en diversos lugares de España, este año se han hecho presentes en nuestra querida ciudad salmantina. Salamanca acogía en los días pasados los actos con motivo de la Semana de la Guardia Civil en honor a su patrona, la Virgen del Pilar. Los actos se han desarrollado del 1 al 7 de ese mes.

La celebración de esta semana en la ciudad de Salamanca trataba también conmemorar el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca y el XXX aniversario de la Declaración de Salamanca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que había ofrecido esta posibilidad al director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, subrayaba que es una excelente ocasión para que la ciudad pueda agradecer a la Guardia Civil, que tiene la Medalla de Oro de Salamanca, su labor como “garante de nuestra libertad, de nuestros derechos y de nuestro sistema de convivencia recogido en la Constitución Española”.

También con ocasión de la celebración en Salamanca de los actos a nivel nacional de la Festividad de la Virgen del Pilar, Patrona de la Guardia Civil desde hace 102 años, el pasado sábado 6 se disputó la «2ª Carrera Solidaria Virgen del Pilar Salamanca 2018», que en esta ocasión tuvo como beneficio al Proyecto Hombre Salamanca.

El día 7, las celebraciones comenzaban con una solemne Eucaristía en la Catedral de Salamanca presidida por el arzobispo castrense Mons. Juan del Río. Después se tendría la gran parada y el desfile en la magnífica Plaza Mayor de nuestra ciudad, acto presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por tratarse del acto central en España de las celebraciones de la festividad de la Virgen del Pilar.