Lunes, 19 de agosto de 2019

Padres, maestro y profesores

Un padre agrede a un profesor en un colegio público de Sagunto (Valencia)[i]”. “Un profesor es agredido por el padre de un alumno en Utrera[ii]”. “El padre de una alumna agrede a un profesor que la regañó por insultar a una compañera en Marbella[iii]” Estos titulares son sólo 3 ejemplos de una situación ciertamente preocupante porque la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes es vital tanto para ellos como para nosotros, y aunque se trata de una responsabilidad compartida por todos, recae fundamentalmente en padres y profesores.

Profesor y maestro no es lo mismo, ya que mientras el primero afirma su conocimiento en unos estudios realizados y una titulación académica, lo segundos lo apoya en el aprendizaje y la experiencia vital. Por tanto, hay profesores que son también maestro pero no todos lo son. Sin embargo todos los padres son, o deberían ser maestros, ya que no existe ninguna titulación académica exigible para ser padres.  El tío de Peter Parker – Spiderman – popularizo la frase pronunciada por Franklin D. Roosevelt, en abril de 1945 y que él acertadamente citaba con frecuencia su sobrino "Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad". Y el poder de un padre o una madre en la educación de sus hijos e hijas es innegable.

Muchos educadores afirman que el éxito en la escuela empieza en casa, así que es en casa donde se sientan las bases para el comportamiento en la escuela, donde se deben inculcar principios y valores. Los padres se quejan en muchas ocasiones de falta de tiempo para dedicarse a sus hijo por todas esas cuestiones que ya conocemos y no repetiré, yo creo que si bien en parte es verdad, por cuestiones de conciliación en un porcentaje que no me atrevería a fijar, no pueden ser utilizado como excusas.

Un niño al que en su casa pegan y gritan, que ve como su padre o su madre agrede a uno de sus profesores ¿cómo creen que actuara frente a un compañero que le molesta o contradice? Para él la violencia se terminará convirtiendo en un modelo normalizado de solucionar conflictos.

En mis estancias en varios países centroamericanos, tuve la oportunidad de convivir y compartir algunas horas de charla con muchos chicos que formaban parte activa de distintas maras[iv]. Era impresionante oírles relatar sus “hazañas”. Cómo con apenas 11 años habían matado a tiros a un tipo que amenazo a su madre o como se ofrecían a quitar de en medio, dándole una buena paliza o matándole, a cualquiera que le dijéramos por menos de 200 dólares americanos. Resultaba espeluznante oírles hablar observar que, convivir en un estado de extrema violencia no les causaba ningún problema de conciencia, según ellos, era la forma natural de resolver conflictos, lo que habían visto, lo que les habían enseñado. Según los educadores que trataban con ello era tremendamente complicado rescatarles de los modelos aprendidos.  

Bosco Martín Algarra, Máster en Gestión de Empresas de Comunicación (MGEC) en la Universidad de Navarra, afirmaba en un artículo: Aunque cada época arrastra ciertos hábitos y costumbres que varían con el tiempo, dos cosas permanecen inmutables: Las personas son, en buena medida, espejos de la sociedad que las educa y lo que siempre se ha conocido como “normas elementales de educación” parten de la familia, y constituyen los fundamentos de la convivencia en cualquier ámbito social.

Emmanuel Kant en una de las formulaciones de su imperativo categórico afirmaba: Obra solo según una máxima tal, que puedas querer al mismo tiempo que se torne en ley universal. Y a propósito de la educación afirmaba: Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él. Las palabras que figuran en la viñeta de hoy, creo que son un buen resumen de lo dicho y conviene tenerlo siempre presente.

[i] https://www.cope.es/actualidad/sociedad/noticias/padre-agrede-profesor-colegio-publico-sagunto-valencia-20181003_266131

[ii] http://elcorreoweb.es/provincia/un-profesor-es-agredido-por-el-padre-de-un-alumno-en-utrera-XM3086202

[iii] https://www.diariosur.es/marbella-estepona/padre-alumna-agrede-20180410001420-nt.html

[iv] En algunos países como El Salvador, Honduras, República Dominicana, Guatemala, también se utiliza el término mara como sinónimo de pandilla delictiva