Lunes, 3 de agosto de 2020

"Salvar el archivo"... de los embaucadores

 

(La nueva directiva de “Salvar el archivo”. Foto Salamanca rtv al día)

La suerte del archivo es una metáfora de la causa de España, porque la nación española está siendo masivamente atacada

(Hermann Tertsch)

 

“Éramos pocos...” y ahora viene Mario Conde para cerrar filas en torno a la asociación que pretende salvar la unidad del archivo de la Guerra civil de Salamanca con no menos brío que si se tratara de la unidad de España.

Conde, político ful y banquero tramposo, interesado en este tema, según dice, gracias a su amigo Jaime Alonso –vicepresidente de la fundación Francisco Franco– entra en la directiva de la asociación junto a una profesora del Opus Dei, un ex presidente de Vox en Salamanca y uno de los abogados querellantes contra Baltasar Garzón por su proceso al franquismo. Sin olvidar al inefable Hermann Tertsch, quien ha recibido algún tabanazo judicial –y de los otros– por sus incontinencias verbales (véase la cita inicial, por ejemplo). Tal para cuáles, Policarpo, presidente de la cosa, hizo honor a su nombre y se mostró tan sembrado como fructífero, señalando que su directiva era “plural” (razón lleva: son más de uno) y con representación de todas las clases sociales, incluyendo la suya, que no sabemos cuál es. Se olvidó hablar de su pluralidad política, que va desde la derecha del PP al extremo neofranquismo. Y van a denunciar y a poner en el banquillo a más de uno/a, también pluralmente.

No voy a insistir en mis opiniones sobre este asunto,  que expuse en mi primera columna:

https://salamancartvaldia.es/not/167736/papeles-salamanca-patrimonio-sijena-cierta-analogia/ 

En síntesis: hay un informe unánime de una comisión de expertos de varias tendencias, una ley de 2005 (aún hoy no cumplía del todo) y varias sentencias que avalan la trasferencia de la documentación incautada en Cataluña por las tropas franquistas al acabar la guerra. Hay además una comisión técnica (Ministerio de cultura/Generalitat) que supervisa el proceso y, lo que es de resaltar (pues aquí se ignora o se olvida), el Arxiu Nacional de Catalunya lleva años devolviendo la citada documentación a los titulares acreditados y hace campañas de prensa para localizarlos. Me pregunto si aquí se ha hecho algo parecido en esos años.

Siendo hoy la que es la problemática del llamado “desafío catalán”, supongo que lo más sensato, si actuamos de buena fe, es evitar polémicas estériles que sólo sirven para enconar más, gratuita e irresponsablemente, la tensión. La derecha local, principal responsable en el origen de este falso problema, debería reflexionar si no ha permitido llegar demasiado lejos a este engendro asociativo, cuya única misión ha sido y es fomentar un anticatalanismo demagógico. También es triste recordar que incluso los partidos de izquierda les han reído las gracias alguna vez a los indocumentados aludidos.        

Por otra parte, creo que de algún modo también la Universidad de Salamanca debería pronunciarse al respecto (aunque su silencio sea bastante elocuente). No todo tienen que ser palmaditas en la espalda a los reyes y a empresarios y entidades patrocinadoras del VIII Centenario. Es un asunto que trasciende lo académico, pero que nos concierne a todos como ciudadanos y más a los que tienen la misión de mantener la cultura y la ciencia desde una actitud crítica y objetiva.