Domingo, 21 de octubre de 2018

Comprar seguidores en instagram, una jugada muy inteligente

Instagram se ha consolidado como una red social que permite generar presencia de marca y posicionamiento en el entorno digital

El uso del Smartphone y el surgimiento de las redes sociales han modificado notablemente los hábitos de consumo de la población mundial, así como la española. Por eso, muchas empresas se preguntan si comprar seguidores para sus redes es una opción respetable o no.

Al igual que Facebook, Instagram se ha consolidado como una red social que permite generar presencia de marca y posicionamiento en el entorno digital. Sin embargo, comenzar es un reto. Y más, cuando el tiempo apremia. Por eso, muchos consideran la opción de comprar seguidores instagram. En este artículo se detallarán algunos factores implicados.

Retos del entorno digital

Las cuentas falsas son una realidad en las redes sociales. Por ello, cada vez hay más barreras para crear  nuevas cuentas y las compañías están tratando de mantener cierto nivel transparencia. Lo que sí es imposible es controlar absolutamente todo el espectro digital.

Grandes personalidades del mundo del espectáculo, los negocios, la salud y otros ámbitos han recurrido a la compra de seguidores en instagram y otras redes sociales. Aunque para algunos parezca una treta, lo cierto es que hay muchos factores que inciden en la ventaja que puede tener una cuenta sobre otra. Igual que sucede en el mundo offline entre empresas y organizaciones.  

Comprar seguidores es una práctica más difundida de lo que algunos creen. Está en boga porque representa una oportunidad de mejorar el aspecto o reputación online de una cuenta, al tiempo que fomenta la difusión de contenido y publicidad.

Ahora bien, si se trata de cuentas reales, comprar seguidores puede ser una acción factible, y hasta respetable. ¿Por qué?

Algoritmos de posicionamiento

En respuesta a los retos que genera el entorno digital, las compañías están asociando más que nunca la experiencia de usuario con el posicionamiento natural. Aunque obviamente hay todo un secretismo alrededor de las características que evalúan estos algoritmos, se sabe que desde hace unos años, estos software son cada vez más inteligentes y su cómputo se orienta a premiar al contenido de calidad, lo que realmente disfrutan y quieren ver las personas.

Entendiendo esto, comprar seguidores es sencillamente un trampolín para empezar. Es como el maquillaje de una hermosa mujer. Solo la ayudará a atraer atención, lo demás, corre por su cuenta.

Del mismo modo, las cuentas mejor posicionadas en Instagram deben generar contenido de calidad con alto nivel de enganche y atracción a los usuarios. Además, la conversión, las ventas, el enganche y la fidelidad no se pueden comprar. Así que obtener seguidores es apenas un paso dentro del recorrido que debe emprender toda persona u organización que desee presencia en redes sociales.

Lo que se compra con los seguidores no es más que el interés inicial. Lo demás se relaciona directamente con el contenido que se cuelgue en dicha cuenta y la respuesta que genere en sus seguidores actuales y potenciales.

Entonces, comprar seguidores es una acción inteligente “necesaria pero no suficiente”. De este modo, los ultraconservadores que opinan que una cuenta cualquiera debe su éxito a “trucos sucios” debe considerar que internet es un medio profundamente democrático donde prácticamente todos tienen las mismas oportunidades.

Es posible comprar seguidores instagram a bajo precio. Y este una posibilidad disponible para cualquiera. De hecho, unos 10.000 seguidores valen poco más de 50 € Entonces ¿quién toma ventaja? El que quiere. Así de simple. Más que un truco, es una forma de ahorrar trabajo y crecer en las redes sociales.

Esto es así porque al día de hoy, el número de followers es sinónimo de confianza y credibilidad. Entonces, comprar seguidores para redes sociales es el equivalente actual de las prácticas publicitarias tradicionales como una cuña de radio o T.V. cuyo objetivo era el mismo: generar confianza y credibilidad. Ayuda a conectar con un amplio número de personas con los productos y servicios, a un coste muy bajo.

Entonces, ¿comprar seguidores instagram es un truco sucio o una jugada publicitaria inteligente? Todo apunta a que es la segunda opción, pero finalmente cada quien debe decidir según su juicio.