Martes, 25 de febrero de 2020

ANFE en Compostela

Más de cincuenta mujeres forman parte de esta meritoria asociación eucarística que tiene ya casi ochenta años de existencia

La Adoración Nocturna Femenina (ANFE; quizá por eso de ser nocturna) es poco conocida. Incluso muchos la confunden con la Adoración Perpetua. Y, sin embargo, es una realidad que está ahí, en nuestra querida Salamanca. Más de cincuenta mujeres forman parte de esta meritoria asociación eucarística, que tiene ya casi ochenta años de existencia.

La Adoración Nocturna de España (ANE), la asociación correspondiente de los hombres, tiene ya más de cien años en Salamanca. En su momento no se admitían mujeres en la adoración nocturna, no se consideraba prudente que las mujeres anduvieran a altas horas de la noche por las calles de la ciudad o del pueblo. Entonces decidieron formar su propia asociación solamente para mujeres.

Algunos no entienden que hombres y mujeres tengan formaciones diferentes para llevar a cabo la misma actividad eclesial. Y lo ideal hoy sería que hombres y mujeres pudieran fusionarse en una misma asociación. Pero el peso histórico de las dos asociaciones pone difícil el dar un paso en esa dirección. Aunque ése tendrá que ser el final de esas dos realidades diferenciadas.

Por el momento, la Adoración Nocturna Femenina de España sigue teniendo dirección diferente, asambleas separadas, jornadas de formación propias, que cada año se celebran en una diócesis española diferente. Este año las jornadas de formación han tenido lugar en Santiago de Compostela. El tema, “Los profetas y el profetismo en la Adoración Nocturna Femenina”. El ponente ha sido Jesús María, sacerdote y vicario de pastoral de la diócesis de León. El tema ha interesado mucho, y servirá como materia de reflexión y oración para el ejercicio nocturno de cada mes a lo largo del año.

La reunión ha tenido lugar en la Casa Diocesana de Ejercicios “Via Lucis”, de Santiago de Compostela. Han asistido más de cien adoradoras de treinta diócesis de toda España. Estábamos invitados a asistir también los sacerdotes consiliarios diocesanos, habiendo asistido de hecho el consiliario nacional, que lo es también de la diócesis de Oviedo, y seis sacerdotes más. El último día nos visitó y alentó el arzobispo de Santiago D. Julián Barrio.                                            

Además de las reflexiones sobre los temas y el funcionamiento de la misma asociación, y de la liturgia cuidada: laudes, Eucaristía y vísperas, nos quedó tiempo para acudir el miércoles a la misa del peregrino en la Catedral de Santiago, haciendo una visita guiada por la catedral y por la ciudad, mezclándonos con la multitud de peregrinos: españoles, portugueses, franceses, polacos, alemanes, italianos…, a los que se veía sensibilizados con la marcha fatigosa y entregada por los diversos caminos hacia la meta de Compostela. Santiago en estos días de verano es, sobre todo, una ciudad europea, cuyos visitantes se sienten acogidos y acompañados con toda naturalidad y con toda amabilidad por los propios del lugar.

Santiago de Compostela va a marcar, por supuesto, la marcha de la asociación eucarística a lo largo del próximo curso. Las Jornadas de Formación de este año hacen ya la número XLII de entre todas las celebradas. Con grande aprovechamiento, con diversidad de temas y de ponentes, que han ido modelando la marcha de la asociación en toda España.

Confiamos en la perseverancia, y esperamos llegar a la celebración de las L jornadas, por lo menos. Es una gran riqueza para la Iglesia española, máxime viniendo de la aportación de tan gran número de mujeres y tan delicadamente preparadas. Toda la asociación será enriquecida por la aportación de las adoradores asistentes, cuatro o cinco por cada diócesis, que intercambiarán su experiencia con todas las adoradoras de sus diócesis respectivas. Unas útiles y enriquecedoras jornadas para la Adoración Nocturna Española y aun para toda la Iglesia de España.