Miércoles, 24 de octubre de 2018

Los precios ruinosos de la leche “siguen provocando el cierre de explotaciones de ovino”

La Alianza UPA-COAG denuncia que los productores reciben 10 céntimos menos por litro que el pasado año por estas fechas
El precio de la leche de oveja hace 30 años, el doble que el actual. Foto: Alberto Martín

La Alianza UPA-COAG califica como desesperante la situación que está atravesando el sector lácteo de ovino de Castilla y León y denuncia el momento crítico que sufre un sector clave para amplias zonas rurales de nuestra la autónoma como es el ovino, ante los elevadísimos costes de producción que tienen que asumir, las fortísimas inversiones y los precios ruinosos que los ganaderos están percibiendo por la leche.

Según datos de la Alianza, el precio final que se está pagando por la leche de oveja alrededor de 0,62 euros/litro de media, que representa en torno a diez céntimos de euro menos que el año pasado por estas mismas fechas. Con estos precios no se cubren los gastos de una explotación de Castilla y León. En una situación como la actual los productores se encuentran materialmente ‘asfixiados’ por las deudas e incapaces de resistir la pérdida de rentabilidad acumulada en los últimos meses, lo que les obliga en muchos casos a abandonar la actividad. Se da el caso de que muchas ovejas están yendo al matadero por la imposibilidad de seguir manteniéndolas con vida o incluso se están destinando a venta hacia el extranjero más que al ordeño.

Castilla y León cuenta con 2.300 explotaciones de ovino de leche, cuando hace diez años la cifra superaba las 3.600. En apenas 13 años el número de cabezas de ganado ha pasado de cuatro millones a los tres millones actuales.

UPA-COAG recuerda que el precio que se pagaba hace 35 años por la leche a los ganaderos era de 200 pesetas (1,20 euros/litro) que es casi el doble de lo que se paga actualmente. En este mismo periodo de tiempo el precio del pienso ha pasado de 11 ptas/kg (0,06 euros/kilo) a 0,25/0,30 euros/kg. Esta situación determina que estén siendo los ganaderos los que asumen cuantiosas pérdidas después de importantes inversiones en mejora genética y en las propias explotaciones, mientras que las industrias se mantienen cruzadas de brazos con ofertas puntuales, tirando precios y sin buscar mercados internacionales, todo en un contexto de grandes beneficios económicos para ellas.
El sector ovino de leche de Castilla y León es un sector productor puntero a nivel nacional, en el que el 70 % de la producción está agrupado en cooperativas y que requiere de compromiso y responsabilidad por parte de la Administración regional, y de las propias industrias, en una situación como la actual.

La OPA considera que el Gobierno regional dentro del marco de la “Plataforma de competitividad productiva del sector ovino de Castilla y León” debe actuar de inmediato en defensa de este sector, y convocar a las cooperativas de la región que comercializan leche junto a las organizaciones agrarias para buscar soluciones a la crisis de precios

En este sentido, tanto el Ministerio como la Consejería “no pueden mantenerse ajenas a este problema ante la dramática situación de los ganaderos de leche, que no pueden cubrir lo que cuesta producirla y cuya cotización es absolutamente insuficiente para mantener a corto y medio plazo la actividad en muchas explotaciones de la región”.