Sábado, 18 de agosto de 2018

Un festín estival

“Los pájaros que picotean, a su antojo, sobre el montón de la parva, los granos incontables de la mies no necesitan etiqueta alguna. Están invitados todos sobre el mantel del mundo… (José Luis Puerto) / Foto de Carlos Santiago

Los pájaros que picotean, a su antojo, sobre el montón de la parva, los granos incontables de la mies no necesitan etiqueta alguna.

Están invitados todos sobre el mantel del mundo, en la planicie de unas eras que son mesa estival llena de viandas. No os preocupéis de qué habréis de comer...decía el texto evangélico.

Ellos -que nunca se preocupan por almacenaje alguno de alimentos, tienen aquí los dones de la vida, ofrecidos sin más. Para que sigan volando y alegrándonos, con sus trinos, los días.

José Luis Puerto / Foto de Carlos Santiago