Domingo, 19 de agosto de 2018

La CGT denuncia la pérdida de 250 camas con el nuevo Complejo Hospitalario

Este sindicato rechaza la demolición total del Hospital y propone una rehabilitación del 70% de las instalaciones para consultas y aulas
Chema Lorenzo y Juan García, de la CGT

La Confederación General del trabajo, CGT, rechaza que la construcción del nuevo Complejo Hospitalario de Salamanca implique la demolición completa del actual Hospital Clínico Universitario, con una antigüedad de 43 años. La confederación propone una remodelación parcial, conservando un 70% del edificio para consultas y aulas “Queremos que se mantenga el viejo hospital y seguir utilizando las instalaciones, especialmente las consultas”, manifestaron Chema Lorenzo y Juan García, propuesta que se enviará al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Para la CGT mantener el viejo Hospital “sería más económico y solo cambiaría la altura, prácticamente con la misma la planta, muy parecida al proyecto de Sacyl, cambiando solamente el aspecto exterior”. Para la CGT, la remodelación “sería parcial, ya que un bloque de consultas y aulas no necesita una infraestructura compleja”, afectando sobre todo a puertas, pinturas, ampliación de la red eléctrica o a una buena climatización.

Los responsables de la CGT también han denunciado que aunque el nuevo hospital “se vendió como más grande”, la realidad es que se pierden “250 camas, que se han tapado con el aumento del número de habitaciones individuales frente a las compartidas”.

El Complejo Hospitalario acumula un sobrecoste de 67 millones

El sindicato ha recordado que la construcción del Complejo Hospitalario comenzó en 2007, “tenía que estar en funcionamiento en 2012 y ahora se prevé que funcione, no a pleno rendimiento, en 2019”. Con una continua política de “derroche y falta de optimización de los recursos”, el presupuesto inicial de 166 millones se ha ampliado hasta los 233 “sin que se haya dado una explicación a este sobrecoste”.