Sábado, 15 de diciembre de 2018

‘Ria a Gosto’, el mejor marisco del mar y de la ría, en Costa Nova

PORTUGAL | 12º Festival del Marisco se celebra en el gran recinto instalado en los jardines de Costa Nova, frente a los ‘palheiros’

Selectos mariscos del mar y la ría

Desde hoy día 2 y hasta el domingo 5 de agosto, Costa Nova va acoger otro certamen gastronómico de los que por aquí ya son tradición: el Festival del Marisco.

Costa Nova cuenta con muchas y buenas marisquerías, hasta aquí vienen visitantes de todo el país sólo para darse un homenaje gastronómico a base de marisco. Eso da fe de la gran calidad de los mariscos del mar y de la ría que aquí se sirven, no solo durante este festival, sino todo el año.

Jugando con el objeto gastronómico de este festival, el mes en el que se celebra y el lugar, el lema elegido para este año ha sido ‘Ria a Gosto’ (ría a gusto). El evento es organizado entre el Illiabum Clube, un equipo de baloncesto local que juega en la liga nacional portuguesa, y la cámara municipal de Ílhavo, ya que la localidad de Costa Nova pertenece a este concejo. En medio de un ambiente informal, se puede degustar una gran variedad de mariscos de mar y de ría, en la mega tienda instalada al efecto en la zona ajardinada existente entre el Canal de Mira y la línea de palheiros, en Costa Nova.

Desde las 20 horas de hoy jueves y hasta el mediodía del domingo, se podrán degustar platos a base de marisco de la zona. El recinto permanecerá abierto desde las 12h30 hasta las 15h00 durante las mañanas y de las 20h00 a las 23h00 por las tardes.

De la pujanza económica y social de Ílhavo en el pasado reciente, debido a sus astilleros y navieras, procede la que es hoy una de sus imágenes más conocidas: los palheiros de Costa Nova.

Habituales por esta zona, eran, en origen, humildes casas de pescadores, bastante sencillas, totalmente de madera y en las que se dormía en el suelo, sobre esteras. Se convirtieron en una imagen colorista y distinguida, cuando la burguesía industrial de Ílhavo, vinculada al negocio de la pesca del bacalao y a la construcción naval, comenzó a viajar y, al mismo tiempo, a recibir en casa a viajeros cultos de otras latitudes.

Existen muchas teorías que explican las singulares fachadas a rayas de estas construcciones. Unas apuntan a que las familias pesqueras las pintaban así para que cada pescador supiera cuál era su casa y la avistase cuando se aproximaba a puerto. Otras hipótesis un poco más disparatadas afirman, incluso, que cada uno pintaba su casa conforme los colores de su equipo de fútbol; los del Sporting, de verde y blanco, los del Benfica, de blanco y rojo.

Explicaciones simpáticas aparte, -muchas de ellas nos las contarán los vendedores de souvenirs de Costa Nova-, Susana Esteves, de Turismo de Ílhavo, descubre para Salamanca al Día la verdadera causa de esta singular estética: durante el siglo XIX las clases pudientes comenzaron a ir a veranear al sur de Francia, a la región vasco-francesa y, de ahí, adoptaron la estética, transformando las antiguas casas de los pescadores frente a la ría, en casas de veraneo para ellos y para los elitistas invitados que recibían. También de las tierras del continente americano, donde permanecían durante meses en las campañas del bacalao, tomaron los ilhavenses la costumbre de decorar así las fachadas de sus casas.

Veranear en Costa Nova se puso de moda, así como comer marisco, producto antes considerado comida de pobres. Hoy, delicatessen apreciada por muchos paladares, que encontrarán estos días la mejor excusa para visitar Costa Nova. 

  • Palheiros de Costa Nova