Lunes, 19 de noviembre de 2018

Cuando madura la mies

La espiga verde del trigo

en dorada se ha tornado,

la del centeno morena;

todo el color ha cambiado.

 

Estos colores tan cálidos,

que, con el cielo contrastan;

el cielo limpio de nubes

de que Castilla hace gala,

 

y nuestras espigas verdes

el sol las vuelve doradas,

para poder ser segadas;

el verano nos presenta

a las mieses sazonadas;

mas ese trabajo artesano

lo hace ya, la maquinaria.

 

Que las graciosas espigas,

en grano han sido tornadas;

y es deleite ver el grano

cuando está limpio de paja.

Del libro ‘La llave del silencio’ 
Teresa Marcos Domínguez