Sábado, 15 de diciembre de 2018

La subida del porcino blanco y la cebada rompen la estabilidad en la Lonja de Salamanca

La mesa de cereales pone precio a avena, colza, guisantes y paja y baja un euro el maíz
Parcela de cebada

La estabilidad, con excepciones, ha imperado este lunes en las mesas de la Lonja de Salamanca. Como no podía ser de otra manera, ha sido la mesa de cereales una de las que más movimientos ha generado. Con un “cosechón” de mayo reducido a “cosecha”, la cebada, en su segunda semana en la mesa, se paga a un euro más (154), por contra, baja otro euro el maíz (184) y comienzan a cotizar avena (125), colza (330), guisantes (190) y el paquete grande de paja (32 euros).

En la mesa de vacuno, precios sin cambios para todas las categorías y pesos del bovino destinado a sacrificio. En el ganado de vida, se mantiene sin cambios la cotización de los terneros, mientras que las hembras para cebadero bajan seis céntimos. El mercado volvió a superar las 3.000 cabezas, en concreto fueron 3.089.

Sin cambio en las cotizaciones se ha celebrado la mesa de ovino, que ha repetido los precios de los lechazos de todos los pesos, corderos y ovejas.

En la mesa de porcino blanco, vuelve a subir el selecto y el normal -un céntimo-, repiten los tostones y bajan dos euros los lechones (37 euros). En cuanto al ibérico, estabilidad en todas las clasificaciones.

 

 

Mercado del 16 de julio (171 Kb)

Lonja del 16 de julio (327 Kb)