Jueves, 20 de septiembre de 2018

Chill Out para refrescarse

Ya conocéis el Chill Out, ese género musical relativamente contemporáneo que incorpora en sí mismo una gran variedad de géneros musicales. Esto es posible gracias a las características que posee, ritmos lentos y medios y una armonía relajada.​

Sus orígenes musicales se remontan a los 90 cuando los chill rooms de Konspiracy, Manchester, invitaba a los asistentes a descansar en unas habitaciones en las que sonaba música relajante, downtempo, pudiéndose acomodar en sus sofás y observar las luces psicodélicas, que proyectaban imágenes en las paredes, contrastando con lo que sonaba a escasos metros, en la pista de baile.

Los géneros asociados con la música Chill Out son ambient, trip hop, jazz nu, ambient house y downtempo. Es habitual encontrar en él covers de temas de otros géneros llevados a este terreno, en ocasiones, tan exótico.

El concepto de sala chill se trasladó a todos aquellos lugares donde se requería un evento secundario al principal para ofrecer ese momento refrescante y relajante.

Hoy es habitual encontrar lugares exclusivos en los que suena música Chill Out, de hecho en algunos chiringuitos de verano nos encontramos esta música a gran volumen, algo que, lejos de molestar, nos adentra en un estado de disfrute vacacional que incita a respirar profundo y pensar en conceptos como libertad, frescura y relax.