Lunes, 19 de agosto de 2019

¡Vaya semanita!

¡Y nos la queríamos perder!. Una semana histórica, dirían muchos, aunque lo cierto es que el término “histórico o histórica” ha perdido contenido por su uso y abuso indiscriminado. Hechos históricos fueron la llegada a la Luna, el descubrimiento de la penicilina o la caída del muro de Berlín, pero hoy son históricas demasiadas cosas

 

Si hace tiempo fue histórica la efímera declaración de independencia de Cataluña y la huida de ciertos miembros de su gobierno al extranjero, parece que desde entonces los hechos históricos se acumulan y se precipitan.

 

Histórica, la sentencia de la Gürtel, pistoletazo de salida de la caída del gobierno del Partido Popular. Histórica, la moción de censura al Presidente Mariano Rajoy, a la que siguió el también histórico nombramiento por parte de nuevo Presidente de un gobierno de ministros y ministras dominado ampliamente por mujeres. Histórica la condena del Sr. Urdangarin, el primer miembro de la nobleza europea que ingresara en una cárcel.

 

Puede que igualmente sea histórica la decisión del Gobierno de España de acoger a los pasajeros que viajan a bordo del buque Acuarius. Más de 600 inmigrantes rescatados del mar que llegarán a Valencia, después de ser rechazados por Malta e Italia. La pregunta es ¿y después qué? 

 

Histórica la Cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte en la que ambos presidente se han dado la mano, han paseado juntos por los jardines de su lujoso hotel y se han elogiado mutuamente después de que no hace mucho Trump se refiriera al Presidente coreano como “pequeño hombre cohete” y Kim Jong-un calificara de “viejo chocho” al Mandatario norteamericano. Dicen los entendidos que la política crea extraños compañeros de cama. Será eso. A mí, en estos casos siempre hay una pregunta que me ronda la cabeza ¿por qué Corea del Norte o Irán no pueden tener armas nucleares y los Estados Unidos sí? No tengo claro que unos sean más de fiar que otros.

 

La dimisión de Maxín Huertas como Ministro de Cultura y Deporte por cuestiones relacionadas con la compra de un apartamento en Alicante, es también histórica, ya que se trata del ministro más breve de nuestra democracia. Sus explicaciones no fueron suficientes, como tampoco lo fueron, a mi entender, las dadas en su momento Pablo Iglesia e Irene Montero, aunque las refendaran sus bases. Cosas de la vida. ¡Por Dios, si hasta en el Corte Inglés se ha producido un nombramiento histiorico, el de Nuño de la Rosa como Presidente del grupo, el primero no vinculados a las familias fundadoras!

 

Y por último, para muchos será histórica la destitución del seleccionador nacional, Julen Lopetegui, a pocas horas de comenzar el Campeonato Mundial de Fútbol en Rusia ¿por qué?, pues por adelantar a los medios de comunicación su fichaje por Real Madrid para la próxima temporada. ¡Pero hombre cómo se puede hacer esto! ¿acaso no se dan cuenta de que la roja, nuestra roja, es prácticamente la única capaz de aglutinar el sentimiento nacional, la única capaz de llenar ventanas y balcones de enseñas patrias?. Pues que quieren que les diga, cuando todo es “histórico”, nada es histórico

 

Miguel Angel Revilla, Presidente de Cantabria subrayaba con acierto “Aquí no se protesta ni nos alarma que el abandono escolar solo sea superado por países como Turquía y Malta. Portugal y Grecia tienen mejores resultados académicos que España. No tenemos ninguna universidad entre las mil primeras del mundo. Los españoles ni siquiera salimos en masa a la calle para defender la sanidad pública. Eso sí, tenemos diez equipos de fútbol entre los cien mejores del mundo. Es fácil imaginar la revolución que se produciría si llegamos a perder este ranking futbolero.”

 

Y esta noche empieza la fiesta. ¿Estaremos ante un campeonato histórico?