Lunes, 20 de agosto de 2018

Hierro: “Firmaría ser el Zidane de la selección”

El nuevo seleccionador afronta el reto convencido de “hacer un gran Mundial” y sin dudas de que los jugadores “van a salir igual que si nada hubiera pasado”

Fernando Hierro, nuevo seleccionador español

“Es un reto bonito y apasionante. Las circunstancias son las que son y acepto esta responsabilidad con valentía, mirando que tenemos un grupo de jugadores que llevan dos trabajando por el Mundial. Entiendo que la ilusión de todos es grande y no podía defraudar. Cariño por Julen y el gran trabajo que lleva haciendo, le deseo lo mejor en su nueva andadura”. Esas son algunas de las primeras palabras que ha pronunciado Fernando Hierro tras coger el timón de la selección española.

El malagueño ha sido nombrado nuevo seleccionador de España después de la destitución fulminante de Julen Lopetegui a 48 horas del debut de La Roja en el Mundial y ha comparecido en la sala de prensa del estadio Krasnodar acompañado del presidente de la Federación, Luis Rubiales.

“No se puede tocar en dos días lo que se lleva trabajando dos años. Hay que agradecer que buena parte del staff sigue. Ya hemos visto vídeos y tal. Tenemos que ser inteligentes y coherentes, de aquí a Portugal no podemos hacer mucho cambio. He estado presente en todos los entrenamientos y no se puede cambiar nada. Es un grupo fantástico, llevan dos años a un nivel extraordinario y les pedimos que sean ellos mismos”, ha agregado el nuevo seleccionador, que tras atender a los medios, dirigirá su primer entrenamiento. “Entenderás que no quiera llegar tarde mi primer día”, ha bromeado.

“Le he dicho al plantel las circunstancias, les he dicho que puedo mirar a los ojos a todo el mundo, que he actuado como debía, que estoy muy tranquilo y que no es justificación para no pelear por el objetivo. El foco absoluto debe ser que hemos venido a pelear por un Mundial, que todo lo ocurrido no nos sirva de justificación”, ha asegurado el seleccionador.

Ayer martes fue un día muy duro para Fernando Hierro. El director deportivo de la Federación Española se enteró cinco minutos antes del comunicado oficial del Real Madrid de que su amigo Lopetegui, por el que había apostado años atrás para que fuera seleccionador de las categorías inferiores, lo dejaba muy expuesto. A él y también a la propia Federación. Apenas veinticuatro horas después el malagueño accede al cargo de máximo responsable del equipo nacional, aunque después de verse respaldado por los jugadores.

Ha conversado con ellos para ver sus caras. Se ha sentido respaldado absolutamente por un grupo de futbolistas con el que mantiene una estrecha relación y por eso ha dado el paso al frente. “No tengo dudas de que el equipo va a salir igual que si no hubiera ocurrido nada”, ha sentenciado. “Los jugadores están acostumbrados a entrenadores que van y vienen y el 'feedback' que he recibido es que van a dar el alma y el 100%. He visto un grupo cohesionado, que sabe cuál es su objetivo”, ha añadido.

Respecto al momento en el que Rubiales le ofreció el cargo, Hierro no tuvo dudas: “Ha sido una decisión rápida. Podía decir que no, irme o estar presente y dar un paso al frente. Lo he tenido claro desde el primer momento, no podía decir que no porque no me lo perdonaría”.

Hierro ocupaba el cargo de director deportivo de la RFEF desde 2017 tras una primera etapa entre 2007 y 2011 a la que puso fin para irse como mánager general al Málaga. Después de ser la mano derecha de Ancelotti en el Real Madrid durante el último año del técnico italiano en Chamartín, su única experiencia como entrenador ha sido en Segunda División al frente del Real Oviedo en la temporada 2016-2017. Terminó octavo en Liga y el club asturiano decidió no renovarle.

“Es verdad que sólo tengo ese año de experiencia y otro más como segundo entrenador, pero también 30 años alrededor del balón”, ha comentado al respecto... Y tampoco ha descartado que la situación actual pueda prolongarse en un futuro. “Mi cargo es Portugal, después el siguiente y después el siguiente”, ha respondido sobre su continuidad, aunque después ha apuntado un mensaje más claro: “Firmaría ahora mismo ser el Zidane de la selección”. También ha añadido que no había descartado “la opción de volver a ser entrenador” cuando volvió a la Federación como director deportivo.

Además, Hierro ha confirmado que mantendrá a la mayoría del staff de Lopetegui durante el Mundial, y que el jueves viajarán a Rusia Julián Calero y Juan Carlos Martínez para acompañarle como asistente y preparador físico a lo largo del campeonato. Respecto a su idea de fútbol, al seleccionador le gustaría que su equipo “jugase bien y compitiese muy bien, con calidad y juego de posesión”.

También ha querido mandar “un mensaje de confianza a los aficionados”, y ha tenido tiempo para bromear con una posible oferta del Real Madrid para ser director deportivo: “¿Qué quieres, cargarte al presidente de un infarto? Bastante tengo con fútbol, preparación, no dormir viendo vídeos...”

Como jugador casi toda su carrera ha estado ligada al Real Madrid, donde jugó como central durante 14 temporadas. En sus vitrinas cuenta con cinco Ligas, tres Champions, una Copa del Rey, cinco Supercopas de España, una Supercopa de Europa y dos Copas Intercontinentales. Comenzó su carrera en el Valladolid antes de recalar en Chamartín. Antes de colgar las botas jugó un año en Al-Rayyan de Catar y otro en el Bolton Wanderers.

  • Fernando Hierro, nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol