Lunes, 20 de agosto de 2018

Garrido Norte, populoso, bonito y moderno barrio hecho para todos

En las últimas décadas ha experimentado notables cambios en su fisonomía urbana, hasta ser uno de los barrios con más población, más de 12.000 vecinos, y mejor dotado en servicios y con modernas infraestructuras
Parque de Garrido, el populoso y moderno barrio.

Garrido Norte tiene 4.169 vehículos registrados, una cifra que constata que estamos ante el barrio más poblado de Salamanca, con 12.285 vecinos. Una de las zonas de la ciudad que en las últimas décadas ha experimentado notables cambios en su fisionomía urbana en la misma medida que ha ido creciendo para transformarse en un barrio moderno y dinámico.

Garrido Norte es uno de los barrios mejor dotados a día de hoy en servicios (transporte público, centros educativos, centro médico, instalaciones deportivas...), gracias a su ubicación y a la progresiva llegada en las últimas décadas de numerosas y modernas infraestructuras, desde la Biblioteca Municipal Torrente Ballester al Multiusos Sánchez Paraíso. Garrido también alberga el centro municipal de mayores Tierra Charra.

La mejora de los accesos al entorno del Parque de Garrido es una de las últimas actuaciones que se han acometido en esta zona de la ciudad, y extensivas a la reforma de las aceras de las calles Juan de la Cierva, Los Tilos, Ávila e Isaac Peral. Además se ha renovado la pavimentación, ensanchado las aceras y sustituido el alumbrado público con tecnología LED.

  Garrido Norte tiene en su veterana asociación de vecinos, Navega, una de sus señas de identidad

Actuaciones a las que se suman las calles Ávila y Wellington en el tramo comprendido entre las calles Juan de Villoria e Isaac Peral, con la renovación de la pavimentación, las redes de distribución de agua, el alumbrado público y las redes de servicios no municipales. La mejora de la accesibilidad en el tramo de la Avenida de Federico Anaya comprendido entre las vías Alfonso IX de León y Los Cedros, para facilitar la entrada de peatones y vehículos al Parque de Garrido, es otro de los objetivos de estas obras.

Actuaciones en los últimos años

El Ayuntamiento de Salamanca ha realizado diversas actuaciones en Garrido en los últimos años que han contado con una inversión municipal de más de 7 millones de euros. Entre otras intervenciones se han urbanizado 24 calles; se ha mejorado la Plaza de Barcelona y se han renovado las redes de agua de más de 20 calles. Además se han renovado las piscinas y el Multiusos Sánchez Paraíso, y se ha creado un nuevo Parque y un aparcamiento subterráneo con más de 800 plazas.

Historia del barrio

El populoso barrio de Garrido, surgido al norte de la ciudad, más allá de la vía ferroviaria a Portugal, habría de ser conocido en las primeras décadas del siglo XX como el barrio de Garrido y Bermejo, apellidos de los pioneros habitantes (Manuel Garrido y Santiago Bermejo) al otro lado de la vía. Suya fue la iniciativa de construir las primeras casas, sencillas y modestas, todas en hilera a lo largo de una calle. Curiosamente, la pavimentación del barrio Garrido se hizo esperar, en concreto hasta los años 1970-80. A lo largo de las últimas décadas el barrio no haría sino constatar su proceso de modernización, siendo a día de hoy uno de los barrios más grandes de Salamanca.

Navega, una familia de 300 socios

Garrido Norte tiene en su veterana asociación de vecinos una de sus señas de identidad, Navega, que aglutina además a la Chinchibarra y el Paseo de la Estación. Una de las asociaciones más veteranas, constituida en el año 1982, que forma parte del movimiento vecinal de Salamanca. La sede de Navega, que acoge numerosas actividades a lo largo de la semana, está ubicada en el edificio del que fuera el antiguo colegio de San Mateo.

Asociación activa, tanto por el número de socios, en torno a los 300, como por las actividades que se llevan a cabo a largo de todo el año, desde los talleres más tradicionales, como los bailes charros, bolillos o bordados charros a los más novedosos, como zumba, taichi o gimnasia antiestrés, y que se suman a las clases de punto, pintura al óleo, guitarra, judo o alfarería, entre una treintena de posibilidades. A esto hay que sumar las charlas, debates, coloquios... que organizan de manera puntual.

Navega tiene además la particularidad de que los socios son familiares, lo que contribuye a mantener la identidad de la asociación. “Con esfuerzo y con diálogo hemos consiguiendo las cosas, siempre reivindicando lo mejor para el barrio”, señalan desde la veterana asociación.

A finales del mes de junio, Navega organizará la Semana Cultural, con teatro, exposiciones, actividades deportivas... Una de las citas señaladas del calendario, junto con la fiesta del barrio (el 25 de julio), la fiesta de los mayores y la celebración de las águedas.