Martes, 14 de agosto de 2018

Portia Prima 2015, bajo la arquitectura de Norman Foster

Tempranillo del Duero con el retrogusto riojano del Grupo Faustino y bajo la mirada de Javier Bragado, de la Asociación Cata Añada
Javier Bragado con una botella de Portia 2015

En esta ocasión, la Asociación Cata Añada presenta en el restaurante Hispania 20 una de sus típicas catas ciegas: Portia Prima 2015. Portia Prima es un vino tinto de la DO Ribera del Duero elaborado por la bodega Portia. Este vino es un monovarietal de Tempranillo.

Portia es una empresa riojana que forma parte del Grupo Faustino. Sus majestuosas instalaciones, diseñadas por Norman Foster*, se consolidan año tras año como las más visitadas de la DO Ribera del Duero.

Arquitectura

La bodega Portia es la única del mundo diseñada por el afamado y prestigioso arquitecto británico Sir Norman Foster*. Luz, materia y alma, un icono de la arquitectura del mundo del vino.

Añada:

La añada 2015 se inició con un invierno con buenas reservas hídricas en el subsuelo. La primavera fue cálida y seca hasta entrado el mes de junio cuando se produjeron intensas precipitaciones coincidiendo con el inicio de la floración. Un verano con alguna tormenta bien escalonada ha dado paso a un otoño muy seco. La vendimia se adelantó ligeramente con respecto a las fechas habituales, pero las características organolépticas*, y el propio equilibrio de las bayas fue el idóneo, permitiendo recoger la cosecha en el óptimo estado de maduración. Los vinos de esta añada, calificada como excelente, presentan una buena intensidad colorante, importantes notas frutales en nariz y un potencial tánico alto en boca con taninos dulces que indican la buena maduración fenólica de las bayas. Una añada que recuerda a la excepcional añada 2005.

Graduación alcohólica:

 14,5 (%)

Vinificación y envejecimiento:

Selección de uva y fermentación controlada a 28 ºC. Fermentación maloláctica en barrica nueva de roble francés, 15 meses barrica.

Viñedo:

La uva utilizada por Portia Prima  es la Tempranillo y procede en exclusiva de una sola finca situada a unos 750 metros de altitud: Pago del Pino. Después de la vendimia, los racimos pasan por una mesa de selección, de la cual se eligen solo aquellos que reúnen las condiciones óptimas. Posteriormente se realiza un primer proceso de fermentación alcohólica a temperatura constante y controlada de 28º. Después de esta fase, el mosto de Portia Prima lleva a cabo una segunda fermentación, en este caso maloláctica, en barricas nuevas de roble francés. 
 

ASPECTO: Color picota intenso, Limpido, capa alta, muy brillante.

OLOR: Afrutado y complejo, notas a tostados, vainilla y fruta muy madura, notas especiadas.

SABOR: Glicérico, carnoso, fresco y con mucha estructura, tanino algo verde y amargo, bien equilibrado. Final muy largo con muchas caudalias.

NOTA

Vino de corte moderno, complejo y brillante en todos los aspectos, a falta de pulir en botella (De 6 meses/1 año).

RELACION CALIDAD/PRECIO: 13,45  Euros, Excelente

PUNTUACION: 91  
00-60 DEFECTUOSO
61-70: REGULAR
71-80: CORRECTO.
81-85: BUENO.
86-90: MUY BUENO.
91-95: EXCELENTE.
96-100: EXTRAORDINARIO.

CONSUMO: entre 14-16º  

MARIDAJE: Carnes rojas, guisos de pescados y mariscos, bacalao, quesos de media curación y postres con frutas del bosque, todo tipo de arroces y setas.

Norman Foster*

Estudió arquitectura en la Universidad de Mánchester. Los proyectos iniciales de Foster se caracterizan por un estilo "High-tech*" muy pronunciado. Más adelante las líneas de sus edificios se suavizan y desaparece en buena parte ese carácter técnico llevado al extremo. En todo caso, los proyectos de Foster y sus socios llevan un marcado sello industrial, en el sentido de que emplean en los edificios elementos que se repiten multitud de veces, por lo que son fabricados en lugares alejados de la obra. Frecuentemente se diseñan componentes para un edificio ex profeso, reflejando con ello un estilo de buena manufactura.

Foster fue armado caballero en 1990 (Sir Norman Foster) y en 1997 se le confirió la Orden de Mérito. En 1999, La reina Isabel II le otorgó el título nobiliario vitalicio de lord Foster de Thames Bank. También ha recibido varios premios importantes de arquitectura, como la medalla de oro del instituto americano de arquitectura, el prestigioso premio Pritzker en 1999 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009.En noviembre de 2016, fue elegido para la nueva ampliación del Museo del Prado.

High-tech*

El high-tech (alta tecnología) es un estilo arquitectónico que se desarrolló durante los años setenta, ejemplos de obras donde priman los materiales industrializados particularmente utilizados en techos, pisos y muros.

Organolépticas*

Las propiedades organolépticas son todas aquellas descripciones de las características físicas que tiene la materia en general, según las pueden percibir los sentidos, como por ejemplo su sabor, textura, olor, color o temperatura. Su estudio es importante en las ramas de la ciencia en que es habitual evaluar inicialmente las características de la materia sin la ayuda de instrumentos de medición.

Director de cata, edición y fotografía: Javier Bragado

  • cubas de roble de Portia
  • Bodega Portia
  • Depósitos de fermentación
  • María José, una de las catadoras de Cata Añada
  • La bodega Portia ha sido diseñada por el arquitecto Norman Foster
  • Momento de la cata